Orange ha superado ya la cifra de 1.000.000 de clientes de sus servicios de cuarta generación móvil en España, tan solo nueve meses después del lanzamiento del servicio. Esto supone que más de un millón de clientes cuentan con un terminal 4G y hacen uso de alguna de sus tarifas que incluyen esta nueva tecnología.

Con esta cifra, la compañía confirma su liderazgo en el mercado español de la súper banda ancha móvil, ya que, tras terminar el año 2013 con 530.000 clientes de esta tecnología, Orange ha sumado cerca de medio millón de clientes adicionales en el primer trimestre de 2014.

Esta progresión ha sido posible gracias a la apuesta de Orange por una estrategia diferencial en el despliegue de su red 4G, que asegura una máxima calidad de red en las ciudades con cobertura, así como al esfuerzo comercial por democratizar y hacer el 4G disponible al mayor número posible de usuarios.

Una estrategia de despliegue 4G diferencial: 90% de cobertura en las localidades abiertas a 4G

Orange ha conseguido liderar la tecnología 4G en España, principalmente gracias a una estrategia de despliegue de red diferencial, que apuesta por la máxima calidad de red en las ciudades con cobertura. Así, Orange asegura una cobertura del 90% de la población en cada municipio antes de abrir la comercialización del servicio 4G. Este despliegue más denso conlleva, por ejemplo, que en las 10 principales ciudades españolas, Orange haya desplegado un 25% más de nodos que sus principales competidores.

Esta estrategia tiene como objetivo maximizar la satisfacción de los clientes de Orange en el uso del servicio, proporcionando una experiencia 4G continua en todo el municipio y asegurando la máxima velocidad tanto de bajada como de subida. Además, al dedicar más espectro que sus competidores en la banda de 1800 MHz (hasta 15 MHz), las velocidades teóricas superan los 100 Mbps.

En este momento, la cobertura 4G de Orange llega ya a cerca de 200 municipios, proporcionando cobertura al 50% de la población española. La apuesta por la cobertura total es compatible con el objetivo de la compañía de llevar la súper banda ancha móvil al mayor porcentaje posible de población.

Así, a final de año, Orange llegará a más de 400 localidades españolas, incluyendo todas las capitales de provincia y todas las poblaciones de más de 50.000 habitantes, además de aeropuertos, centros comerciales y zonas de ferias de muestras. Esto supondrá una cobertura 4G que alcanzará a más de dos tercios de la población a nivel nacional.

La operadora está invirtiendo en este plan un total de 1.100 millones de euros que incluyen la renovación de su red móvil, la compra de espectro necesaria para la prestación de estos servicios y las inversiones propias en tecnología 4G.

Una política comercial centrada en la democratización del uso de 4G

Orange ha realizado una política comercial desde el lanzamiento de estos servicios destinada a democratizar el uso del 4G entre sus clientes, sin ningún coste adicional por activación o uso. En estos momentos, la compañía dispone de una amplia oferta de tarifas para los clientes residenciales y de empresas, que van desde la más económica (15,49 euros al mes) hasta las tarifas convergentes “Canguro”, que ya son todas 4G.

El 4G llega también a los clientes de Orange cuando están en el extranjero, tras el lanzamiento la semana pasada de “Go Europe”. Con este servicio, Orange es pionero en ofrecer a sus clientes navegación 4G en roaming y al mismo precio que en España. El servicio de roaming está ya disponible en Francia, Reino Unido y EEUU, y se extenderá a 20 nuevos países antes de verano.

Además, Orange pone a disposición de sus clientes una amplia gama de dispositivos y terminales 4G en condiciones muy ventajosas para sus clientes. En un rango que va desde los 5 a los 20 euros al mes en pago a plazos, Orange ofrece a sus clientes dispositivos 4G de las principales marcas (HTC, Huawei, Apple, Nokia, LG, Sony y Samsung), además de dispositivos marca Orange, como el recientemente lanzado Orange Yumo. Con esta estrategia, Orange ha liderado las ventas de terminales 4G en España en los últimos 6 meses, según datos de GFK.