EMPRESAS

La financiación directa es posible

CESCE busca facilitar el acceso de las empresas al crédito a través de herramientas que les  permitan contar con los recursos necesarios.

Las exportaciones españolas alcanzaron en 2013 los 234.240 millones de euros, el volumen más alto de su historia. Un récord que ha permitido reducir el déficit comercial en un 48% y proporcionar una buena dosis de oxígeno a la economía española. Una tendencia que se prevé que continúe durante 2014, ya que la apuesta por los mercados extranjeros responde a la estrategia implementada por las empresas españolas con el objetivo de contrarrestar la caída de la demanda doméstica.

Euro
Euro

A pesar de los positivos resultados registrados por las exportaciones, las empresas han tenido que hacer frente a la escasez de financiación para poder afrontar sus procesos de internacionalización. La economía española ha mantenido, desde 2010, unos niveles muy bajos de oferta y demanda de crédito bancario. Una situación que ha provocado que en 2013 el crédito al sector privado se redujese hasta los niveles registrados durante 2006.

Por ello, un gran número de compañías han apostado por canales de financiación alternativos con el fin de obtener la liquidez necesaria para impulsar sus proyectos de exportación e internacionalización.

Consciente de esta problemática, CESCE busca facilitar el acceso de las empresas al crédito a través de herramientas que les permitan contar con los recursos necesarios para asumir sus compromisos e impulsar sus proyectos de internacionalización.

Para fomentar la reactivación de los flujos de liquidez, CESCE ha      desarrollado una innovadora solución: CESCE Fondo Apoyo a Empresas.

Un canal destinado a todas las empresas -indiferentemente de su tamaño o sector económico- que ofrece acceso directo a la financiación, de forma ágil y segura, por medio del descuento de facturas comerciales.

Al estar estructurado bajo el formato de Factoring, los clientes tan sólo deben ceder al fondo la totalidad de los créditos de un deudor (aplicable a todos los deudores de la Unión Europea -excepto Italia- y Suiza) y tener facturas para descontar que estén asociadas a la venta de bienes, prestación de servicios o realización de obras.

Con el objetivo de que esta solución ayude a la mayor cantidad de empresas posible, el fondo está disponible para todas las compañías que, siendo o no clientes de CESCE, buscan un acceso directo a la financiación. Una gran oportunidad para obtener liquidez a un interés muy competitivo del 4,75% (condiciones especiales para clientes de CESCE) y sin ocupar líneas bancarias (ni de la empresa ni del proveedor que paga las facturas), ya que se trata de un canal de financiación no bancario que puede ser empleado como una línea complementaria a las líneas de circulante.

Las características del fondo le convierten en una alternativa idónea para todo tipo de empresas al tratarse de una operación sin recurso. Es decir, la empresa no tendrá ninguna responsabilidad acerca de la posible insolvencia del deudor, siendo CESCE Fondo Apoyo a Empresas el que asuma el riesgo de impago de la operación.

CESCE Fondo Apoyo a Empresas cuenta con una operativa muy ágil. Las empresas pueden acceder a la financiación en un plazo de seis días desde el momento que se realiza la solicitud. Un proceso que, además de breve, resulta muy cómodo, ya que todas las operaciones pueden gestionarse desde un circuito online de contratación automatizado (plataforma CESNET). Una herramienta transparente que permite al usuario conocer en todo momento el coste asociado a la financiación. Asimismo, las operaciones del fondo no registran un incremento del riesgo de la empresa o de su deudor, al no tener la obligatoriedad de declararse al CIRBE, y carecen de venta cruzada de productos adicionales, que implicaría un sobrecoste para el empresario.

Para promover la garantía y seguridad para los clientes, el fondo cuenta con el respaldo de CESCE, así como de importantes empresas españolas como son Mutua Madrileña, Prosegur, Ferrovial y Técnicas Reunidas.

Seguridad. La seguridad del proceso de contratación de CESCE Fondo Apoyo a Empresas se refuerza a través de la verificación técnico comercial de las facturas que realiza CESCE durante la solicitud de la financiación.

En un máximo de seis días, CESCE verifica que la mercancía o prestación de servicio objeto de la factura comercial esté realizada antes a la fecha de establecimiento del Límite Máximo por Deudor, así como que las facturas cumplen con los términos y condiciones establecidas y que no existan impagos con el deudor. A la vez que se analiza la documentación comercial aportada por la compañía, se confirma la transacción por parte del deudor y se envía una notificación de cesión genérica al mismo.

Tras analizar toda la información inicial, CESCE contacta con el deudor con el objetivo de verificar los datos contemplados en los documentos facilitados en la solicitud de la financiación. Un paso que, además, permitirá comprobar la recepción de la factura (con el detalle de los conceptos, fecha de vencimiento e importe), así como de la mercancía o el servicio objeto de la venta.

Una vez superados los trámites de seguridad, CESCE notifica al deudor que, a partir de este momento, deberá efectuar los pagos a CESCE Fondo Apoyo a Empresas y cede los fondos a la compañía solicitante, para que cuente con la liquidez que requiere para hacer frente a sus compromisos comerciales, inyectar recursos a un proyecto o impulsar su internacionalización.

En este sentido, CESCE Fondo Apoyo a Empresas permite un acceso directo a la liquidez a través de un sistema moderno, ágil, seguro y transparente que se adapta al sector empresarial español y le ayuda a seguir alcanzando nuevos récords de ventas en los mercados extranjeros e impulsando la recuperación de la economía española.