IDEAS

La eficacia del diálogo social

El SERCLA, adscrito a la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo a través del Consejo Andaluz de Relaciones Laborales (CARL), supone un eficaz instrumento que contribuye a la potenciación de la autonomía colectiva y posibilita el desbloqueo de la negociación colectiva, promoviendo la búsqueda de soluciones basadas en el consenso y la corresponsabilidad.

Manuel Gabriel Perez
Manuel Gabriel Pérez

Este Sistema favorece la paz social, reduce la conflictividad en sede judicial y propicia el acuerdo en situaciones conflictivas previas a huelga.

Andalucía fue de las primeras Comunidades Autónomas en contar con un sistema extrajudicial de resolución de conflictos laborales al servicio de empresas y trabajadores.

El SERCLA nació de la iniciativa de los interlocutores sociales andaluces representados en el CARL, plasmada en Acuerdo Interprofesional firmado el 3 de abril de 1996, como fruto de los Acuerdos de Concertación suscritos por la Junta de Andalucía con la Confederación de Empresarios de Andalucía y las Organizaciones Sindicales Unión General de Trabajadores de Andalucía y Comisiones Obreras de Andalucía.

Por parte de la Administración de la Junta de Andalucía se facilitan los medios materiales y personales necesarios para la puesta en práctica y efectividad de los procedimientos sustanciados en este sistema extrajudicial que da respuesta a las necesidades derivadas de nuestro sistema de relaciones laborales, y en su quehacer diario parte de dos premisas esenciales: El reconocimiento del conflicto y la pluralidad legítima de intereses por un lado, y por otro la necesidad del diálogo, el acuerdo y la participación como vehículos para la solución y conciliación de dichos intereses.

En un contexto en el que las recientes reformas del marco legal han provocado importantes modificaciones en la regulación de la negociación colectiva, cobra importancia la potenciación de los sistemas extrajudiciales para la modernización y gestión negociada de las relaciones laborales así como para la dinamización de la negociación colectiva.

El Acuerdo para el Progreso Económico y Social de Andalucía, suscrito el 20 de marzo del pasado año, se refiere a la eficacia demostrada por el SERCLA, consolidado como instrumento muy valioso para canalizar y resolver conflictos laborales.

Es momento de poner en valor que las 1.310 sesiones de mediación celebradas en 2013 en los 10 centros de actuación con que cuenta el SERCLA, fructificaron en la firma de un total de 448 acuerdos, cifra máxima de avenencias logradas en los 15 años de actuaciones del Sistema. Estos acuerdos beneficiaron a 39.292 empresas y a 270.234 trabajadores en Andalucía.

En la compleja situación actual, los acuerdos firmados en SERCLA tienen un indudable significado desde el punto de vista económico, siendo muy destacable que el pasado año la actuación del Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía lograra concluir con acuerdo el 64% de los conflictos previos a huelga que solicitaron su servicio de mediación, evitando así un total de 178 huelgas, las cuales hubiera supuesto la pérdida de 1,4 millones de horas trabajo en Andalucía.

En un contexto marcado por los efectos de la entrada en vigor de la reforma laboral, la eficacia del SERCLA se comprueba al observar como en los conflictos de intereses, debido a bloqueos de negociación, se alcanzó acuerdo en el 77%  de los tramitados.

El SERCLA ha hecho posible que en nuestra tierra las decisiones que se adopten ante los conflictos laborales estén fundamentadas en el diálogo y acercamiento de sus protagonistas, los actores económicos y sociales.

 

Manuel Gabriel Pérez, director general de Relaciones Laborales de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo