Kenny Klose, la enseña especializada en belleza y cuidado personal, acaba de abrir un nuevo salón de peluquería y estética en Madrid. Ubicado en la calle Ayala, nº 112 es el quinto establecimiento de la firma en la capital.

El centro, que cuenta con una superficie de 100 metros cuadrados, ha supuesto una inversión de 42.000 euros y da empleo a tres profesionales.

Desde el nuevo salón Kenny Klose ofrece lo último en el cuidado del cabello, a través de una fuerte apuesta por los productos ecológicos, principalmente en la coloración y la aplicación de keratina. Además, cuenta con un servicio de implantación de extensiones.

Como valor añadido para sus clientes, dispone de los servicios más completos de manicura y pedicura y también de una cabina en la que realizan una gran variedad de tratamientos estéticos faciales y corporales, masajes, depilación, entre otros.

Kenny Klose acaba de comenzar su expansión nacional a través del sistema de franquicias, mediante el que espera abrir cinco nuevos salones a medio plazo.

La marca aterriza en el sector del cuidado personal con un innovador modelo de negocio, cuyos salones están inspirados en los espacios de belleza del Soho de Nueva York, en los que los clientes disfrutan de los tratamientos más novedosos en un ambiente exclusivo y acogedor.

La preocupación de sus responsables por ofrecer un espacio diferente, ha dado lugar a una línea decorativa ecléctica, en la que se mezclan distintos estilos y materiales gracias a la  cuidada selección del mobiliario en anticuarios y tiendas especializadas. Cada establecimiento es único, recreando un entorno moderno y muy sofisticado.

La inversión inicial para poner en funcionamiento una franquicia Kenny Klose gira en torno a 30.000 euros para locales con un mínimo de 55 metros cuadrados ubicados en poblaciones con más de 200.000 habitantes.