En determinadas circunstancias, como la coyuntura económica por la que atravesamos, no es de extrañar que muchas empresas centren sus esfuerzos presupuestarios en mejorar la formación de sus empleados. Resulta obvio si advertimos el entorno, cada vez más competitivo, que hace imprescindible la capacidad de adaptarse al cambio o el impacto que tiene la toma de decisiones de los directivos, no sólo en el devenir de su empresa, sino en el de la economía a nivel global. La formación, por tanto, deja de considerarse un gasto, para convertirse en una inversión estratégica.

Bajo esta premisa, las empresas encuentran en el mercado infinitas fórmulas formativas que ayudan a cumplir los objetivos planteados. Sin embargo, cada vez son más las empresas de gran tamaño que apuestan por programas hechos a medida o programas “in company”, que se adaptan a la perfección a sus necesidades formativas.

Por ello,  la primera fase de diseño de este tipo de programas es identificar las necesidades reales de cada una de las empresas a través de reuniones con los directivos de las mismas. El objetivo es diseñar programas que aborden los retos esenciales a la que se enfrenta cada una de las organizaciones y las necesidades de desarrollo de los individuos que la conforman.

La apuesta del Instituto I. San Telmo por sus “In Company”

Como respuesta a la creciente demanda de las empresas hacia la formación a medida, el Instituto I. San Telmo ha ampliado extraordinariamente su actividad en el diseño y realización de estos programas específicos para las necesidades particulares de numerosas empresas. Cada empresa plantea una problemática que, en ocasiones,  no se puede abordar con los programas tradicionales de formación o perfeccionamiento que oferta esta escuela de negocios, por ello, hay que descender a detalles que afectan al liderazgo, a necesidades peculiares de gestión, a la distribución específica de ciertos productos o a sectores específicos de alta tecnología, para atender esta demanda.

De estos programas y seminarios específicos, se pueden destacar el desarrollado para Carrefour a nivel internacional, que reunió recientemente  en la sede de Málaga a una treintena de directivos de esta compañía provenientes de países como Argentina, Francia, Rumanía, Taiwan, China o Bélgica en el programa que llevó por título “Carrefour Future Leaders”. También empresa como Mercadona, Sovena, Heineken, Campofrío, Makro, Airbus, Landaluz, Ángel Camacho, Tany Nature, Deloitte, Grefusa, Grupo Siro o Cecofar  han acudido a las aulas del Instituto I. San Telmo para que sus empleados reciban este tipo de formación, buscando respuestas a sus necesidades.

Formación de empleados
Formación de empleados

Sin duda, se trata de una actividad poco conocida de las escuelas de negocio,  pero que tiene gran importancia, ya que aborda y resuelve problemas muy particulares de las empresas, imposible de enfocar en los programas de formación generalistas.