EMPRESAS

La CEA considera esperanzadora la mejora del empleo en Andalucía, pero “insuficiente”

La CEA considera esperanzadora la mejora del empleo en Andalucía, que registra en agosto una nueva bajada en el número de desempleados, con un descenso de 1.067 parados menos que en julio (-0,10 %), a diferencia de lo que recogen los datos en el ámbito nacional, en el que el desempleo se incrementa un +0,18%. Esta mejoría se debe, en gran media, al buen comportamiento del sector agrícola con el comienzo de nuevas campañas, frente al resto de los sectores donde el desempleo aumenta. Por tanto, el avance en el empleo en la comunidad andaluza tiene que ser valorado todavía como insuficiente al estar vinculado a  la estacionalidad.

Para la Confederación de Empresarios de Andalucía sectores como el de servicios, motor del empleo en Andalucía, o la construcción han tenido en los últimos meses un comportamiento excelente, que ha permitido una evolución positiva del empleo. A lo que hay que sumar una temporada turística muy favorable y que ha tenido una  especial incidencia en el litoral andaluz.

Sin embargo, “el mercado laboral andaluz se sitúa aún lejos de la recuperación, pese a que estemos en una mejor situación que el pasado año. Este escenario más esperanzador se evidencian en una afiliación a la seguridad social superior a los datos de agosto de 2013, y que se refleja igualmente en un incremento de la afiliación interanual del 2,06%, porcentaje que está por encima de la media nacional”, apuntan desde la CEA.

Por otra parte, en términos absolutos, “la situación del desempleo es todavía grave, puesto que nuestra Comunidad autónoma sigue manteniendo la cifra de más de un millón de parados: 1.018.432 desempleados en Andalucía es el dato que registra el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE)”.

Por ello, para la CEA “las expectativas económicas parecen favorables, pero para que se transformen en realidades es esencial apoyar al empresariado andaluz, con medidas que contribuyan a la creación de empleo, ayuden e incentiven a las empresas para crecer y ser competitivas, sin restricciones que impidan una verdadera recuperación y dinamización del mercado laboral”.