El Gobierno de España ha presentado el ‘Plan de Turismo de Compras 2015‘ elaborado conjuntamente, y por primera vez, por los ministerios de Industria, Energía y Turismo; Economía y Competitividad; Hacienda y Administraciones Públicas, y Asuntos Exteriores y Cooperación. Asimismo, ha contado con la colaboración de las Comunidades Autónomas y del sector privado.

 

El objetivo es aumentar la rentabilidad del sector turístico y del comercio interior y que esto redunde en una mayor riqueza y creación de empleo.​

 

El Plan​, que contará con un presupuesto público de 2,8 millones, ha sido detallado hoy por los secretarios de Estado de Turismo y de Comercio, Isabel Borrego y Jaime García-Legaz respectivamente, en un acto en el que también han estado presentes la directora general de Turespaña, Marta Blanco, y la directora general de Comercio Interior, Carmen Cárdeno. El presupuesto asignado se destinará a acciones tanto para estimular e incrementar la demanda en los países emisores de turistas como para adaptar la oferta comercial española a las necesidades de los turistas internacionales. A la cantidad citada habrá que añadir el presupuesto destinado por los diferentes entes públicos o privados con los que se colaborará en el desarrollo del Plan, que también movilizarán recursos adicionales.

 

España es el tercer receptor de turistas internacionales del mundo tras la llegada, en 2013, de 60,6 millones de viajeros no residentes, cifra que, en lo que va de año, crece por encima del 7,4%. En cuanto al gasto turístico, nuestro país, se sitúa tan sólo por detrás de Estados Unidos y el último dato anual cifró en 59.082 millones de euros este indicador que, al igual que con las llegadas, mejora en los nueve primeros meses de 2014. En este caso, un 7,3% más.

 

No obstante, el Gobierno de España pretende con este plan captar turistas con mayor poder adquisitivo y considera que es el segmento de compras el que tiene mayor potencial de contribuir a la mejora de la calidad y la competitividad de esta actividad económica.

 

El turismo y el comercio son motores de desarrollo económico para nuestro país y se potencian mutuamente, así que el Gobierno ha decidido apostar por el turismo de compras con los objetivos de generar mayor diversificación motivacional, geográfica y temporal de la demanda pero sobre todo ya que este segmento aumenta significativamente el gasto en destino y, por tanto la rentabilidad de la industria.

 

De hecho, se han focalizado los mercados de mayor peso y potencial para España dentro de este segmento que son, además de Rusia y Estados Unidos, especialmente China, Japón, México y Brasil. También, por su importancia en el segmento de lujo, aunque su volumen sea relativamente reducido, también deben considerarse los países del Golfo. En estos mercados, considerados emergentes, la estrategia del Gobierno será la de utilizar el turismo de compras para posicionar a España como destino turístico.

 

Sin embargo, será diferente la hoja de ruta que se aplicará en los mercados maduros en términos turísticos, donde el objetivo será que incorporen el turismo de compras durante su estancia en España. Estas estrategias diferenciadas se traducen en acciones que se realizarán con instrumentos de promoción gestionado por el Instituto de Turismo de España (Turespaña), en colaboración con los destinos y del sector privado.

 

Dentro de esta promoción, Turespaña llevará a cabo campañas de comunicación específicas “Shopping in Spain” en los países emisores mencionados y priorizará el componente de compras en la campaña de publicidad, prevista para 2015.

 

Se trata, además, de un Plan dinámico ya que para el seguimiento de las actuaciones previstas, se creará un grupo de trabajo, integrado por todos los agentes implicados en la ejecución del mismo.