EMPRESAS

Bankia abrió 100 oficinas ágiles durante 2014

Bankia abrió 100 oficinas ágiles durante el pasado año, de manera que ya dispone de 120 sucursales de este tipo, que cuentan con un horario de atención al público extendido, desde las 8,15 a 18,00 horas, de lunes a viernes, de manera ininterrumpida.

interior-de-las-oficinas-agiles

A final de 2014, Bankia contaba con 81 oficinas ágiles en la Comunidad de Madrid, de las que 67 estaban en la ciudad de Madrid y el resto en distintas localidades de la provincia. En la Comunidad Valenciana, tenía abiertas 25 oficinas de este tipo, de las que 17 se ubicaban en Valencia capital.

Las oficinas ágiles son un proyecto pionero en el sistema financiero español y responden a un modelo de gestión que tiene como objetivo facilitar las gestiones y ahorrar tiempo a aquellos clientes y no clientes que realizan de forma presencial un mayor número de transacciones.

Con este nuevo concepto de oficina, Bankia pretende dar “una respuesta de máxima calidad y rapidez” a los clientes que presentan una mayor transaccionalidad, aquellos usuarios que acuden a la sucursal fundamentalmente a realizar operaciones de caja, como retirada de fondos, pago de recibos, ingresos, transferencias, consultas de movimientos, cambios en las domiciliaciones o abono de impuestos, entre otras operaciones.

Este tipo de sucursales están dotadas con un mayor número de puestos de atención al cliente, así como de cajeros automáticos, incluyendo terminales avanzados de última generación que admiten ingresos on line y devolución de monedas.

Las oficinas ágiles se ubican de forma estratégica en zonas urbanas y en el centro de municipios y barrios, dando apoyo a las oficinas cercanas, que de esta forma cuentan con más tiempo para dedicar a tareas de asesoramiento al cliente y a realizar acciones comerciales más complejas.

Junto con un servicio de alta calidad para las operaciones de servicio de caja, las oficinas ágiles comercializan productos básicos, que son precisamente los más demandados por la clientela a la que están enfocadas. Entre ellos, se encuentran cuentas corrientes, depósitos, domiciliaciones de ingresos y recibos y tarjetas de débito y/o crédito.

Este tipo de oficinas forman parte de un modelo comercial pionero en España puesto en marcha por Bankia con el objetivo de fortalecer su posicionamiento competitivo, en el que presenta una segmentación de la red con distintos tipos de oficinas: ágiles, de asesoramiento, universales, de empresa y banca privada.