ECONOMIA

El sistema de franquicias español se aleja de la crisis, con porcentajes de crecimiento

El Servicio de Estudios Estadísticos de la Asociación Española de Franquiciadores (AEF, www.franquiciadores.com) ha elaborado −como hace anualmente− el informe ‘La Franquicia en España 2015’, con datos cerrados a 31 de diciembre de 2014, en el que la principal conclusión es que el sistema de franquicias vuelve a la senda del crecimiento en nuestro país.

De esta manera, y en cuanto al número de redes que integran esta fórmula de negocio, cada año hay más empresas que apuestan por la franquicia como modelo de expansión. De hecho, si a finales de 2013 el sistema estaba compuesto por 1.087 redes, esta cifra se ha incrementado hasta las 1.199 al finalizar 2014, es decir, 112 redes más, lo que supone un aumento del 10,3%.

En relación con la facturación obtenida al cierre del ejercicio 2014, el conjunto de la franquicia facturó un total de 25.879,5 millones de euros en España, lo que supone un incremento del 0,5% respecto a los 25.867,3 millones que se contabilizaron al finalizar el año 2013, al facturarse 12,2 millones de euros más.

Por su parte, el número de establecimientos abiertos ha registrado un crecimiento del 8%: si en 2013 había un total de 59.131 locales operativos, al concluir 2014 esa cifra era de 63.869, por tanto, 4.738 puntos de venta más.

A su vez, y en cuanto al empleo generado por la franquicia, al cierre de 2014 había un total de 248.914 personas trabajando en el conjunto del sistema, 6.774 más que al finalizar 2013, un incremento del 2,8%, lo que significa que este modelo de negocio continúa generando puestos de trabajo.

Finalmente, y comparando el comportamiento de la franquicia entre los años 2008 y 2014, marcados por la crisis económica, el sistema sale claramente reforzado, puesto que en este periodo de tiempo el número de redes se ha incrementado en un 37% (pasando de 875 en 2008 a 1.199 en 2014); el número de establecimientos ha crecido un 9,5% (funcionaban 58.305 en 2008 por los 63.869 de 2014); la facturación ha descendido únicamente un 0,5% (se facturaron 26.010 millones de euros en 2008 por los 25.879,5 millones en 2014), y el empleo generado ha aumentado un 5,5%, ya que la franquicia daba trabajo a 235.929 personas en 2008 por las 248.914 que trabajaban en 2014.