CLH ha adquirido GPSS (Government Pipeline and Storage System), la red de oleoductos más importante de Reino Unido, por 82 millones de libras, tras participar en el concurso de venta del sistema logístico de productos petrolíferos propiedad del Ministerio de Defensa británico que ha llevado a cabo el Gobierno de Reino Unido.

En relación con este acuerdo, el presidente de CLH, José Luis López de Silanes, ha manifestado que “se trata de la primera operación que la compañía lleva a cabo fuera de España en un país europeo y de un importante paso en su estrategia de internacionalización”. “Con esta operación -destacó López de Silanes- CLH incrementa en un 50% su actual red de oleoductos y continúa avanzando en el desarrollo de su plan de expansión internacional, que inició en 2014 con la creación de una sociedad conjunta en Omán, para construir una red de oleoductos en ese país”.

Por su parte el director general de CLH, Salvador Guillén, subrayó que “es una operación muy satisfactoria para la compañía, ya que supone la adquisición de una empresa de características similares a las infraestructuras que CLH gestiona en España, a la que puede ofrecer toda su experiencia en la gestión de oleoductos y plantas de almacenamiento, que también dan servicio al Ministerio de Defensa español y aplicar el elevado nivel de eficiencia logrado, que ha sido reconocido en diversas ocasiones por la Agencia Internacional de la Energía”.

La oferta presentada por CLH para la adquisición de GPSS ha tenido en cuenta las previsiones favorables de crecimiento de la demanda de combustible de aviación en los aeropuertos que se suministra actualmente a través de esta red de oleoductos y las oportunidades de desarrollo comercial existentes, así como la amplia experiencia de su actual equipo de gestión.

GPSS es un importante sistema logístico de productos petrolíferos que está llevando a cabo un considerable programa de modernización de sus infraestructuras, destinado a lograr mejoras de seguridad, de eficiencia y reducción de costes.

En la actualidad, GPSS da servicio a diversas instalaciones militares y algunos de los principales aeropuertos de Reino Unido y constituye la principal red de oleoductos e instalaciones de almacenamiento de combustibles de este país.

Entre los aeropuertos suministrados a través de la red de oleoductos de GPSS se incluyen los de Heathrow, Gatwick, Stansted y Manchester, así como otros 10 aeropuertos regionales suministrados mediante camión cisterna. Las infraestructuras logísticas de GPSS adquiridas por CLH están formadas por una red de oleoductos de 2.000 kilómetros, que representan el 50% de la red británica de oleoductos, y 16 instalaciones de almacenamiento, con más de un millón de metros cúbicos de capacidad.

En su comunicación al Parlamento Británico, el Ministro de Defensa de Reino Unido ha destacado que CLH puede aportar a GPSS su amplia experiencia en la operación y mantenimiento de una red logística similar en España, que también da servicio a clientes civiles y militares. En el asesoramiento de la operación, por parte de CLH han participado el Banco Santander (asesoramiento financiero) y Freshfields Bruckaus Deringer (asesoramiento legal).