forest-483206_1280La conselleira de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras de la Xunta de Galicia, Ethel Vázquez, calificó el Proyecto Mossphere, liderado por la USC para medir la calidad del aire, como ejemplo de ecoinnovación y desarrollo sostenible gallego. Vázquez participó en la presentación de este sistema que emplea el musgo como detector de la contaminación atmosférica.

El análisis de la calidad del aire es imprescindible para garantizar unas idóneas condiciones de vida y para la salud de las personas y del medio ambiente. En este campo se sitúa el proyecto Mossphere, liderado por la Universidad de Santiago de Compostela, y basado en el aprovechamiento de la capacidad bioacumuladora que posee el musgo para medir la presencia de partículas de metales pesados, hidrocarburos o dioxinas en la atmósfera.

Durante la presentación de este proyecto, desarrollado con el apoyo de la Unión Europea, la consejera de Medio Ambiente destacó que esta iniciativa supone un avance en la medición de la contaminación atmosférica y, en consecuencia, un mayor control de la calidad del aire que respiramos.

“Estamos ante un verdadero ejemplo de ecoinnovación y de desarrollo sostenible” destacó Ethel Vázquez, al tiempo que puso de relieve que esta iniciativa parte del aprovechamiento de un recurso natural endógeno, como es el musgo, y, a través de tecnología y métodos innovadores, “ofrece como resultado un dispositivo de monitorización de la calidad del aire que, sin duda, permitirá obtener grandes beneficios”, afirmó.

En este sentido, el empleo de este sistema ofrece grandes ventajas competitivas ya que posibilita controles de calidad del aire más exhaustivos, por la facilidad de ubicación y de transporte que da su reducido tamaño; permite ampliar el número de puntos de control con un coste considerablemente menor que el derivado de las actuales estaciones de control de la calidad del aire, ya que el dispositivo es sencillo y no precisa de instalaciones complejas; dispone de gran facilidad para integrarse en el ambiente, siendo un bio-elemento más; además de ofrecer versatilidad en el diseño de redes de vigilancia; sencillez en su manipulación; o una elevada resolución espacial, que permite modelizar los datos recogidos.

Se trata de un proyecto que desde la Consellería de Medio Ambiente se valora positivamente, debido a su utilidad y al carácter innovador, y porque contribuye a poner en valor los recursos biológicos con los que cuenta la Comunidad, demostrando que los elementos del ecosistema tienen una gran potencialidad que debemos aprovechar, también desde el punto de vista económico.

Aire excelente

El conocimiento de los elementos contaminantes presentes en la atmósfera y su origen permiten encontrar la mejor respuesta en la aplicación de las medidas preventivas y correctoras necesarias.

Según puso de manifiesto a consejera, la calidad del aire en Galicia es muy buena. Incluso en las zonas industriales y en las aglomeraciones de más de 50.000 habitantes los valores límite están por debajo de los fijados dentro de las distintas ordenanzas, “e incluso se viene observando una reducción en la concentración de todos los contaminantes ambientales”.

De hecho, las evaluaciones de calidad del aire realizadas anualmente muestran que, en la mayor parte de las zonas de Galicia, la calidad del aire es excelente. En este sentido, Ethel Vázquez indicó que este proyecto “será una nueva herramienta que contribuirá la que Galicia se mantenga como un territorio limpio que hace de sus virtudes ambientales un factor de generación de riqueza y de empleo”.

“Mossphere es la prueba indiscutible de que Galicia puede desarrollar una I+D de excelencia, en beneficio de la mejora de la calidad de vida de todos los ciudadanos y acorde con un desarrollo sostenible”, destacó Vázquez durante la presentación del proyecto.