DestacadosECONOMIA

OIT: Cada año mueren 2,3 millones de trabajadores por accidentes o enfermedades laborales

Prevención 026Este martes 28 de abril se celebra el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, que en 2015 se centra en la “Promoción de una cultura de la prevención”.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), más de 313 millones de trabajadores sufren lesiones profesionales no mortales cada año, lo que equivale a 860.000 personas heridas en el trabajo diario. Cada día, 6.400 personas mueren a causa de un accidente de trabajo o enfermedad profesional, cifra que asciende a las 2,3 millones de muertes cada año.

En este sentido, ha señalado que “accidentes y enfermedades laborales deben ser definitivamente clasificadas en la categoría de máxima prioridad de todos los problemas de salud global”.

La recesión económica y la presión para maximizar las ganancias “no pueden justificar una menor preocupación en materia de seguridad y salud en el trabajo”. De esta forma, señala que dejar la seguridad laboral de lado también supone costes económicos: el cuatro por ciento del producto interior bruto mundial, el equivalente a 2.8 billones de dólares, se pierde cada año por costes relacionados con el tiempo de trabajo perdido, interrupciones en la producción, tratamiento de lesiones y enfermedades profesionales, rehabilitación e indemnizaciones.

La seguridad y salud en el trabajo ha sido reconocida como un derecho humano fundamental. “Es el momento de convertir este derecho humano en realidad para los trabajadores en todas las partes del mundo”, solicita la OIT.

El G20 2014 adoptó en Brisbane una Declaración sobre lugares de trabajo seguros y saludables cuya implementación reduciría drásticamente las muertes y enfermedades laborales en el mundo y mejoraría sensiblemente las condiciones de trabajo.

La aplicación de la Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo y su hoja de ruta, aprobada por el Consejo de Ministros del pasado 24 de abril de 2015 tras un proceso de diálogo social reduciría la reciente tendencia al alza de los accidentes laborales.

“Una buena gestión de la seguridad y la salud en el trabajo demuestra que la prevención es eficaz” ha recordado la OIT, pidiendo medidas “urgentes” para construir una cultura de prevención en materia de seguridad y salud.