ECONOMIA

FAO señala que la caída prevista en la producción de maíz es un riesgo para la seguridad alimentaria de África

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha advertido de que a cosecha de maíz de África del sur podría contraerse este año en cerca del 26% respecto a 2014, “lo cual puede provocar aumentos de los precios de los alimentos y afectar negativamente a los últimos avances en seguridad alimentaria”.

En comunicado la FAO ha señalado que para 2015, la previsión de la producción de maíz se sitúa en alrededor de 21,1 millones de toneladas, un 15% inferior a la media de los últimos cinco años.

La caída se debe principalmente al impacto de las condiciones meteorológicas irregulares, incluyendo el retraso de las lluvias estacionales a finales del año pasado, seguidas por fuertes lluvias que causaron inundaciones en partes de algunos países, y luego un largo período de sequía en las zonas del sur de la subregión en febrero y principios de marzo.

“El año pasado, la subregión obtuvo una cosecha récord, que ha hecho que las perspectivas para este año parezcan incluso peores”, aseguró David Phiri, Coordinador Subregional de la FAO para África.

Se espera que estos aumentos afecten sobre todo a los países que dependen más de las importaciones de maíz, “como Namibia, donde ya en febrero se reportaron incrementos de los precios”.