El beneficio neto de Abengoa durante el primer trimestre ha sido de 31 millones de euros, un 4% por debajo de la cifra del mismo periodo de 2014.

Según ha informado la compañía, el Ebitda creció un 22%, alcanzando los 321 millones de euros, y ha registrado unas ventas de 1.559 millones de euros en los tres primeros meses de 2015, lo que supone un incremento del 1%.

La cartera total a 31 de marzo de 2015 fue de más de 47.000 millones, lo que representa un incremento interanual del 5%. Se compone de una cartera de negocio de ingeniería y construcción de aproximadamente 8.600 millones de euros, con un crecimiento del 18% respecto de la de marzo de 2014, y una cartera de ingresos por contratos concesionales de 38.500 millones, que ha aumentado en un 2% interanual.

El ratio ajustado de deuda neta corporativa con respecto al Ebitda corporativo (Ratio Ajustado de Apalancamiento Corporativo) a 31 de marzo 2015 fue de 1,5x, lo que supone una reducción de 1,0x en comparación con el 31 de marzo 2014, encaminándose así hacia el objetivo anual total de 1.2x para 2015.

La diversificación geográfica de Abengoa continúa siendo uno de los factores clave que están detrás de su crecimiento y de su estrategia. América del Sur y América del Norte, que representan un 37% y un 22%, respectivamente, de las ventas de este periodo, siguen siendo regiones clave para Abengoa. Las áreas geográficas restantes permanecen estables: España representa el 11%, el resto de la UE el 14%, África el 11% y Oriente Medio y Asia el 4%.