La pensión media del colectivo de autónomos en la actualidad es de 619,53 euros mensuales, frente a los 514,32 euros de media que recibían los autónomos de pensión en julio de 2008, lo que supone que desde que comenzó la crisis económica en España la pensión media de los trabajadores por cuenta propia ha aumentado en 105 euros (un incremento del 17% en términos porcentuales).

Del análisis realizado por OPA a raíz de los datos procedentes de la Seguridad Social se desprende que el número de pensionistas autónomos también ha crecido, al pasar de los 1.811.724 que había en julio de 2008 a los 1.925.635 contabilizados en mayo del presente año, lo que supone un aumento de 113.911 pensionistas autónomos.

Teniendo en cuenta la clasificación por género, OPA ha comprobado que en el caso de los varones, la pensión media se ha incrementado un 19% desde que la crisis económica hizo acto de aparición en nuestro país. Por su parte la pensión media de las mujeres autónomas ha subido un 15% durante el mismo periodo.

Por otro lado, y analizando los datos por tipos de pensión, el incremento más notable se produce dentro de las pensiones por jubilación donde las diferencias entre lo que cobra un autónomo ahora y lo que cobraba en julio de 2008 se han ampliado un 18,5%.

A pesar del notable incremento que se ha producido en los últimos años, OPA recuerda que la pensión media de los trabajadores autónomos en la actualidad, (que se sitúa en los 619,53 euros mensuales), es un 36,83% inferior a la pensión media de los trabajadores enmarcados dentro del Régimen General, la cual asciende hasta los 981,05 euros mensuales.

Por este motivo, el presidente nacional de OPA, Camilo Abiétar, incide en la necesidad de que el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) converja hacia el Régimen General, con el fin de que “no existan trabajadores de primera y de segunda.

Desde OPA se anima a los autónomos a garantizar su futuro incrementando la base de cotización. De esta forma, y dado a que la mayor parte del colectivo cotiza por la base mínima, OPA recomienda a los autónomos que, siempre que puedan, coticen la aportación máxima porque, a la larga, redundará positivamente en la pensión que van a recibir cuando dejen de ejercer su actividad.