MOTOR

BMW afianza su papel en materia de electrificación

BMW logra afianzar su papel precursor en materia de electrificación del conjunto propulsor en los segmentos automovilísticos premium, aplicando la innovadora tecnología BMW eDrive en los nuevos modelos BMW 225xe y BMW 330e.

La tecnología BMW eDrive incluye diversos componentes de avanzada tecnología para automóviles híbridos enchufables, y contribuye considerablemente a la disminución del consumo y a la reducción de las emisiones. BMW eDrive es uno de los módulos de la estrategia de desarrollo BMW EfficientDynamics.

P90194400-highResLos componentes más importantes de la tecnología BMW eDrive son el motor eléctrico síncrono provisto de la electrónica funcional desarrollada por BMW, la batería de ión-litio de alto voltaje, así como el sistema de gestión inteligente de la energía, con el que se optimiza el funcionamiento combinado del motor eléctrico y del motor de combustión en los modelos híbridos enchufables.

La configuración modular de la tecnología BMW eDrive, en un principio concebida para el modelo plenamente eléctrico BMW i3 y para el deportivo BMW i8 híbrido enchufable, ambos precursores de la movilidad eléctrica en los sectores más selectos de sus respectivos segmentos, cumple óptimamente todas las condiciones para su uso en diversos conceptos automovilísticos, pertenecientes a diferentes segmentos del mercado.

BMW aprovecha su propia experiencia, y la que acumularon sus clientes, para desarrollar los nuevos modelos BMW eDrive. Durante el ajuste, la definición y la regulación de diversos componentes específicos, entre ellos las células de las baterías, la gestión del sistema de refrigeración, la electrónica funcional y la estrategia de funcionamiento, se aprovechan los conocimientos acumulados durante el desarrollo de los modelos BMW i3 y BMW i8 para desarrollar nuevos modelos BMW eDrive.

Todos los componentes se adaptan con precisión a cada modelo nuevo, optimizando sus prestaciones, su rendimiento, eficiencia, seguridad y duración. Además, la tecnología BMW eDrive permite la obtención de una ejecución muy eficiente de xDrive, aunque en versión electrificada, que por primera vez se utilizó en el BMW i8.

La tecnología BMW eDrive abarca esencialmente el motor eléctrico, el acumulador de alto voltaje de ión-litio, y la electrónica funcional. Sobre la base de la estrategia de generar un impulso eléctrico (eBoost) adicional, que comparten todos los modelos híbridos enchufables de BMW, la combinación de los dos sistemas de propulsión redunda en una entrega superior de potencia, lo que significa que la respuesta de la tecnología BMW TwinPower Turbo es aún más contundente.

Con BMW eDrive es posible conducir únicamente con el motor eléctrico, tanto en la ciudad como en carreteras interurbanas, en beneficio del cliente. Una parte importante de la estrategia del funcionamiento cosiste en el uso más eficiente posible de la energía eléctrica, ya sea recargada externamente o recuperada internamente. Los componentes del sistema BMW eDrive se configuran a medida para cada modelo. Estos componentes pueden combinarse con motores de gasolina de cuatro y de tres cilindros, con el clásico sistema de tracción trasera, pero también con el sistema de tracción total BMW xDrive. Adicionalmente se puede crear un sistema de tracción total electrificado.

Los componentes de eDrive desarrollados por BMW i, pueden integrarse en muy corto tiempo en cualquiera de las demás marcas del consorcio. La arquitectura ampliable por módulos cumple con los requisitos necesarios para que los modelos híbridos enchufables puedan ofrecerse a precios atractivos, comparables a los de las variantes de modelos convencionales de potencia similar.

De esta manera, los clientes pueden optar por adquirir el sistema de propulsión más moderno, beneficiándose no solamente de las virtudes ecológicas de la movilidad eléctrica, sino también de sus ventajas económicas.