ADMINISTRACIÓN

Murcia se compromete a “seguir reduciendo los impuestos”

El consejero de Hacienda y Administración Pública, Andrés Carrillo, en su comparecencia ante el pleno de la Asamblea Regional para la convalidación del Decreto-ley de 6 de agosto, de Medidas para reducir la carga tributaria en el impuesto sobre sucesiones y donaciones, destacó que “el Gobierno regional ha emprendido el camino de la minoración de la carga fiscal, empezando por este impuesto, y nuestro compromiso es seguir reduciendo los tributos a los ciudadanos a lo largo de la legislatura”.

34593455Carrillo expuso que el citado Decreto-ley de “es una medida que supone el cumplimiento de uno de los principales compromisos electorales del presidente de la Región, Pedro Antonio Sánchez”. Una bajada de impuestos que, según dijo, “beneficiará a más de 30.000 personas al año y permitirá a las familias murcianas disponer de 24 millones de euros más en sus bolsillos”.

El consejero señaló que “el Ejecutivo regional pone en marcha esta reforma porque con menos impuestos se favorece el consumo, la actividad empresarial y la creación de empleo, y la política fiscal se convierte así en instrumento de una mayor dinamización económica de la Región de Murcia”. Añadió que “el Gobierno regional muestra así su apoyo incondicional a las familias y a las empresas familiares, además de su intención de eliminar todas aquellas trabas que impidan inversiones empresariales”.

Medidas del Decreto-Ley

El Decreto-Ley recoge dos tipos de medidas. En primer lugar, aquellas que tienen que ver con la adquisición de negocios empresariales, participaciones o de bienes que se destinan a una inversión empresarial. En segundo lugar, la aprobación de rebajas fiscales por razón de parentesco, con independencia del destino del bien adquirido mediante herencia o donación.

Dentro del primer grupo de medidas se crea una nueva reducción del 99 por ciento por heredar inmuebles y afectarlos al ejercicio de una actividad empresarial. Además, se adoptan otras iniciativas, como la eliminación de los límites máximos de reducción o la rebaja, de diez a cinco años, de los plazos de permanencia o mantenimiento de la inversión de los bienes o negocios adquiridos mediante herencia o donación.

En el segundo grupo de medidas se incluye la aprobación de una deducción del 50 por ciento en la cuota, tanto para los supuestos de herencias como de donaciones, de cualquier tipo de bien. En la modalidad de Sucesiones, esta medida será aplicable a los descendientes de 21 o más años, cónyuges y ascendientes. Por su parte, los descendientes menores de 21 años tendrán una deducción del 99 por ciento de la cuota.

En cuanto a la modalidad de Donaciones, la nueva deducción en la cuota del 50 por ciento será aplicable cuando se done a favor de ascendientes, cónyuges o descendientes, sin distinción de edad. “Con esta bonificación, la Región se coloca entre las siete únicas comunidades que poseen un beneficio fiscal de este tipo, junto a Aragón, Baleares, Castilla-La Mancha, Valencia, Extremadura y Madrid”, destacó el consejero.

Tras esta reforma del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, en la Región de Murcia las herencias y donaciones entre familiares directos se encuentran bonificadas en un 50 por ciento, y las transmisiones por herencia o donación de negocios y de dinero en metálico e inmuebles que se destinen a la actividad empresarial se encuentran bonificados en un 99 por ciento.

Impacto presupuestario

El consejero de Hacienda expuso el impacto presupuestario que tendrá el conjunto de medidas recogidas en este Decreto-Ley, “que se estima en una reducción cercana a los 24 millones a partir de 2016, aunque el consejero puntualizó que “podría ser inferior como consecuencia del efecto inducido por los beneficios fiscales”.

Como medida paralela, Andrés Carrillo anunció que “vamos a poner en marcha un plan de refuerzo de medios humanos y materiales en la Agencia Tributaria para atajar el fraude fiscal de aquellos contribuyentes que no hacen frente a sus impuestos”.

Financiación comunidad

El consejero manifestó que en 2013 se eliminó la deducción del 99 por ciento en la cuota, en la modalidad de Sucesiones, “por la situación económica que atravesábamos y éste era el impuesto con mayor capacidad de generar ingresos”, y añadió que “en estos momentos, la situación económica permite reducir esa carga impositiva de los contribuyentes, y por ello se ha aprobado este Decreto”.

Por otra parte, Carrillo reconoció “la necesidad de un nuevo sistema de financiación que trate por igual a todos los ciudadanos, con independencia del territorio donde vivan, y que no hipoteque el futuro de la Región con el actual sistema, que es insuficiente e inferior a las demás comunidades”.

En este sentido, el consejero señaló que “con un sistema suficiente, justo, solidario y transparente, y con el mantenimiento de un crecimiento del tres por ciento en que nos encontramos, la Región podrá culminar el proceso de reequilibrio de su presupuesto con el mantenimiento de su sanidad, educación y servicios sociales con los niveles actuales de calidad”.