La empresa de recursos humanos Randstad ha detectado que en lo que va de año se han registrado más de 77.600 contratos indefinidos a profesionales menores de 25 años, lo que sitúa a 2015 como el mejor año en esta materia desde 2009, con una variación positiva del 46,4%.

Según los datos estudio sobre la situación del mercado laboral entre los menores de 25 años, tras un pronunciado descenso entre 2008 y 2009, la contratación indefinida de menores de 25 años se estabilizó en torno a la cifra de 50.000 incorporaciones hasta 2013 -entre los meses de enero y agosto- y comenzó a ascender en 2014. Entre 2014 y 2015, la cifra de contratos indefinidos ha aumentado de forma consecutiva hasta alcanzar los 77.662 en este ejercicio. La variación en el último año asciende al 19,4%.

Además, cabe destacar que la variación en estos años ha sido similar en ambos sexos, si bien cabe destacar que se han realizado más contratos a hombres que a mujeres pertenecientes a este colectivo. En concreto, de enero a agosto de 2015, más de 39.600 varones han firmado un contrato indefinido, lo que supone un aumento del 21% respecto a 2014. Entre las mujeres, la cifra se sitúa ligeramente por debajo de las 38.000 incorporaciones.

El sector en el que el profesional desarrolle su actividad laboral es determinante a la hora de analizar este tipo de contratación. Nueve de cada diez contratos indefinidos realizados a menores de 25 años, el 89%, pertenece al sector servicios. Durante los ocho primeros meses del año, más de 69.300 jóvenes se han beneficiado de esta modalidad de contratación en el sector terciario. Industria acumula el 5,3%; agricultura, el 2,8%; y construcción, el 2,6% restante.

Sin embargo, se aprecian diferencias relevantes cuando se compara con el total de contratos indefinidos realizados en España, sin tener en cuenta la edad del profesional. En este caso, servicios acumula el 82%, frente al 8,7% de industria; el 6,1% de construcción; y el 3,3% de agricultura.

Aumento en 15 comunidades

El último de los factores que tiene en cuenta el análisis de Randstad es la región en la que desarrolla su actividad profesional el trabajador. En este punto cabe destacar que 15 de las 17 comunidades autónomas han registrado aumentos durante el último año, con las únicas excepciones de Baleares (-3%) y Navarra (-4%).
La Rioja es la región que ha experimentado un mayor incremento respecto a 2014, con una variación positiva del 34%. Le siguen los dos principales polos de contratación nacionales, Catalunya y Madrid, que han aumentado su contratación un 27,2% y 26,8%, respectivamente. Entre ambas comunidades acumulan más de la mitad de los contratos indefinidos a menores de 25 años.
Euskadi, Canarias, Cantabria y Murcia completan el listado de comunidades autónomas que se encuentran por encima de la media nacional, que se sitúa en el 19,4%. Por provincias, destacan Huelva, Teruel y Valladolid, que tienen las variaciones más elevadas en el último año, todas ellas con incrementos superiores al 45%. Les siguen Barcelona, Segovia y Santa Cruz de Tenerife, con aumentos de entre el 30% y 33%. (ver tabla adjunta en nota de ​prensa descargable).