Los residentes en España realizaron 58.315.777 viajes durante el tercer trimestre de 2015. La duración media de cada viaje, medida en número de noches pasadas fuera del lugar de residencia habitual, fue de 6,4 pernoctaciones.

El 37,9% de los viajes del trimestre correspondieron a vacaciones de verano y tuvieron una duración media de casi 13 pernoctaciones. Por su parte, los viajes de fin de semana representaron otro 37,8% del total.

girl-549153_1920Un 90,6% de los viajes tuvieron un destino principal dentro del territorio nacional y un 9,4% en el extranjero. Los viajes con destino interno tuvieron una duración media de 6,0 pernoctaciones, frente a las 10,5 pernoctaciones de los viajes al extranjero.

Atendiendo al motivo principal del viaje, el 55,6% fueron de Ocio, recreo y vacaciones, el 34,4% Visitas a familiares o amigos, el 5,1% viajes de Negocios y otros motivos profesionales y el 4,9% restante se debieron a Otros motivos2. En cuanto a la duración, los viajes por Otros motivos presentaron la media más elevada (7,3 pernoctaciones), mientras que los viajes de Negocios y otros motivos profesionales fueron los más cortos, con 4,4 pernoctaciones de media.

Por edades

En el tercer trimestre de 2015 la población residente de 15 o más años realizó 47,7 millones de viajes (el 81,8% del total). El 50,8% de los mismos3 fueron realizados por hombres y el 49,2% por mujeres. En los hombres, la duración media fue de 5,9 pernoctaciones, frente a 6,7 en las mujeres.

Por edades, la franja comprendida entre 30 y 44 años acumuló un 34,9% de los viajes de la población de 15 o más años. Por su parte, las personas de 65 o más realizaron los viajes más largos, con una duración media de 10,1 pernoctaciones.

Por destino

Las principales comunidades autónomas de destino de los viajes de los residentes en España en el tercer trimestre fueron Andalucía (con el 18,8% del total de viajes), Cataluña (12,5%) y Comunitat Valenciana (11,3%).

Por su parte, La Rioja (con el 0,8% del total de viajes) y Comunidad Foral de Navarra (1,0%) fueron los destinos menos elegidos por los residentes. En cuanto a la duración media, Comunitat Valenciana presentó la más elevada (7,9 pernoctaciones) y Castilla–La Mancha y Comunidad de Madrid la menor (4,3).

Si se relacionan los viajes internos de los residentes con la población de destino, el fenómeno viajero tuvo más intensidad en Cantabria, que recibió 2.192 viajes por cada mil habitantes4, y en Castilla y León (2.002 viajes por mil habitantes). Por el contrario, Comunidad de Madrid (413) y País Vasco (601) fueron las comunidades con un menor ratio de viajes por habitante.