EMPRESAS

Francisco González y el presidente de México inauguran la Torre BBVA Bancomer

El presidente de BBVA, Francisco González y el presidente de México, Enrique Peña Nieto, inauguraron el pasado martes la nueva sede BBVA Bancomer en pleno Paseo de la Reforma de la capital mexicana.

La Torre BBVA Bancomer es el edificio más alto y se ha convertido ya en un nuevo icono arquitectónico de la capital azteca. 234 metros de altura, 50 pisos, 40 ascensores, 2.800 plazas de aparcamiento, 255 para bicicletas, un helipuerto y un auditorio para 250 personas son algunos de los números de esta nueva sede que acogerá a 4.500 empleados de BBVA Bancomer.

Una obra arquitectónica, diseñada por Víctor Legorreta y Richard Rogers, que se enmarca dentro del plan de inversiones de 3.500 millones de dólares que BBVA Bancomer anunció en 2013.

“En aquella ocasión informamos de que este plan de inversión, el mayor en la historia de BBVA Bancomer y uno de los mayores realizados por una empresa privada en México en tan corto espacio de tiempo, era el reflejo del compromiso de BBVA con México. Hoy, con esta inauguración, refrendamos nuestra apuesta de largo plazo por México, porque creemos en este gran país, en los mexicanos y en su futuro”, ha explicado el presidente de BBVA, Francisco González, en su discurso de inauguración de la nueva sede corporativa.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, quiso agradecer a BBVA su invitación a la inauguración. “Quiero felicitar a BBVA Bancomer por la inauguración de sus oficinas corporativa, de estas modernas oficinas corporativas; al grupo de arquitectos que diseñaron y participaron en la construcción y edificación de esta torre y a la Ciudad de México, por estas obras que vienen a embellecer su imagen urbana”. Además, reconoció la labor de la entidad financiera y el compromiso con el país. “El banco, sin duda, que a partir de varios indicadores le hace ser el más grande de México y al mismo es una institución que acompaña y está resuelto a seguir acompañando al desarrollo de México”, apuntó.