Nokia ha anunciado que está empezando acciones para reducir el personal de la empresa a nivel mundial como parte de su programa de sinergia y transformación.

Según ha anunciado la compañía, pretende lograr 900 millones de euros de sinergias de costes de funcionamiento que deben alcanzarse en el año 2018 en relación con la adquisición de Alcatel-Lucent. Al mismo tiempo, está tomando medidas para adaptarse a las condiciones del mercado y para transferir recursos a las tecnologías orientadas al futuro como 5G, la nube y el Internet de las cosas.

“Estas acciones están diseñadas para garantizar que Nokia sigue siendo un fuerte líder del sector”, declaró el presidente y CEO de Nokia, Rajeev Suri. “Cuando anunciamos la adquisición de Alcatel-Lucent nos comprometimos a lograr sinergias de 900 millones de euros y ese compromiso no ha cambiado”, añadió.