La Unión General de Trabajadores “exige” al Gobierno flexibilizar los criterios de acceso al Programa de Activación para el Empleo para que pueda llegar a más número de beneficiarios, ya que sólo ha llegado a 100.000 de los 400.000 personas estimadas.

El sindicato propone, entre otras cuestiones, que los parados de larga duración sin cargas familiares puedan acceder a esta ayuda. Además plantea estudiar la posibilidad de que cada beneficiario pueda reactivar el programa por otros seis meses, si no se ha incorporado al mercado de trabajo para realizar itinerarios de inserción más completos.

UGT pide la flexibilización de los criterios de acceso, entre ellos, estudiar la posibilidad de que cada beneficiario pueda reactivar el programa por otros 6 meses en caso de no haber podido reincorporarse al mercado de trabajo, con el fin de que puedan hacer itinerarios de inserción más completos.

Además, apuesta por flexibilizar el requisito de estar inscrito como demandante de empleo. Para ello, sugiere modificar la exigencia contemplada de estar inscrito como demandante de empleo en el Servicio Público de Empleo competente a determinada fecha y la exigencia de haber permanecido inscrito como demandante de empleo durante 360 días en los dieciocho meses inmediatamente anteriores a la fecha de la solicitud de incorporación al programa.

También pide que se elimine o reduzca (actualmente está situado en 6 meses) el periodo que debe haber transcurrido desde el agotamiento de ayudas o prestaciones por desempleo, rentas mínimas, salarios sociales o ayudas análogas concedidas por cualquier Administración Pública.

El sindicato solicita hacer compatible con esta ayuda, la percepción de rentas mínimas, salarios sociales o ayudas análogas de asistencia social concedidas por las Administraciones Publicas.