El beneficio neto de la compañía farmacéutica Rovi se incrementó en un 46%, hasta los 9,4 millones de euros, en el primer trimestre de 2016.

Según ha informado la compañía, los ingresos operativos alcanzaron los 60,7 millones de euros en el primer trimestre de 2016, como resultado principalmente de la fortaleza del negocio de especialidades farmacéuticas, cuyas ventas aumentaron un 11%, superando ampliamente el comportamiento del mercado farmacéutico.

Las ventas de productos farmacéuticos con prescripción han subido un 15%, hasta alcanzar los 40,9 millones de euros en el primer trimestre de 2016, superando al mercado en 12,4 puntos porcentuales.

El Ebitda alcanzó los 13,0 millones de euros en el primer trimestre de 2016, reflejando un crecimiento del 36% comparado con el mismo período del año anterior y una mejora del margen Ebitda de 5,7 puntos porcentuales hasta alcanzar el 21,5%.

Para el ejercicio 2016, Rovi prevé que la tasa de crecimiento de sus ingresos operativos se sitúe entre el 5% y el 9%. Estas estimaciones contrastan con las previsiones realizadas por Farmaindustria, que augura que el mercado farmacéutico crecerá ligeramente un 0,6% en 2016 y por IMS Health que, para el gasto farmacéutico en España, pronostica una tasa de crecimiento anual de entre el 1,3% y el 1,6% para el período 2016-2019.

La compañía propondrá, para su aprobación por parte de la Junta General de Accionistas, el pago de un dividendo de 0,1390 euros por acción con derecho a percibirlo en aplicación del resultado de 2015. Esta propuesta de dividendo implicaría el reparto de aproximadamente el 35% del beneficio neto consolidado del año 2015.