Caja Rural del Sur lanza una nueva campaña de créditos preconcedidos para el período estival con un importe total destinado a financiación que asciende a 465 millones de euros.

Con este fin, la entidad abre una línea de préstamos personales de contratación instantánea a través de ruralvía, la banca electrónica de Caja Rural, a más de 65.000 clientes de la entidad.  

La cantidad de estos préstamos, de concesión automática, podrá variar según las necesidades del cliente. Así, al tratarse de créditos pensados especialmente para la adquisición de bienes de consumo, oscilan desde un mínimo de 3.000 euros hasta un máximo de 24.000 euros, a un tipo de interés fijo “muy competitivo, aunque se trata de créditos personalizables para cada cliente”.