Lejos de haber perdido protagonismo, la televisión se mantiene como el centro de entretenimiento en el hogar. Así lo confirma un estudio realizado por Samsung e Ipsos para conocer el papel que ha jugado y juega el televisor en la vida de los españoles. De hecho, el 85% de los entrevistados afirma que ve la televisión todos los días frente a un 4% que lo hace esporádicamente (menos de una vez a la semana).

La renovación de los televisores que tenemos en casa también indica la importancia que damos a este aparato doméstico: el 62,5% de los españoles ha comprado un televisor principal nuevo en los últimos cuatro años. Y es que el televisor se mantiene como la pantalla principal a través de la que disfrutar de contenidos televisivos, tanto en los canales gratuitos (65%) como en las plataformas de pago (25%).

34916782Eso sí, aunque mantenga un papel predominante, el televisor convive con el uso de las RRSS en el Smartphone. Es más, comentar los contenidos de la tele a través del teléfono (bien sea en RRSS o en apps de mensajería) se ha convertido en una situación recurrente para el 54% de los espectadores que son menores de 30 años. El porcentaje disminuye al 32% cuando incluimos a todos los encuestados.

Las tres situaciones o reacciones más comunes de los españoles frente al televisor (para 9 de cada 10) son: partirse de risa, comer o cenar viendo la televisión y contestar a las preguntas de los concursos. En general, el televisor se ha convertido en un “miembro más” de la familia que contribuye a vivir momentos alegres y a reflexionar sobre lo que está saliendo en pantalla.

Como curiosidad, 8 de cada 10 mujeres lloran en ocasiones con los contenidos televisivos (el 42% de los hombres, también), el 96% de los padres observa las caras que ponen sus hijos mientras ven algo en la tele y un 44% de los espectadores se tapa los ojos en las escenas de terror.

Para la práctica totalidad de los españoles (9 de cada 10), uno de los mejores momentos del día en su infancia era ver su programa o serie favorita en la televisión. El 78,2% recuerda además perfectamente cuando le mandaban a la cama porque salían los temidos “dos rombos”. Otras experiencias compartidas por muchos españoles son cuando sus padres los utilizaban de “mando” y les tocaba levantarse para cambiar de canal (74,5%) y cuando les regañaban por ver la tele demasiado cerca (74,3%).