DestacadosECONOMIA

Las empresas reducen su retraso medio de pago a 13,4 días, un record histórico

El retraso medio en los pagos de las empresas españolas sobre los plazos pactados se sitúa en 13,47 días en el segundo trimestre de 2016, cifra que se recorta tanto respecto al trimestre anterior, 0,63 días, como al mismo periodo de 2015, 3,39 días menos. De este modo, se trata del dato más bajo registrado hasta el momento, estando por primera vez por debajo de los 14 días. Estos retrasos suponen un coste directo para el conjunto del tejido empresarial español de casi 1.601 millones de euros.

Los plazos de pago en los que las empresas hacen efectivas sus facturas también se reducen, 0,48 días frente al trimestre anterior y 3,37 desde hace un año, para quedar en 91,48 días, la mejor cifra desde el segundo trimestre de 2014. El plazo medio pactado para pagar entre abril y junio es de 78,01 días, ligeramente por encima, 0,03 días, al de hace un año.

Retrasos-en-los-pagosNathalie Gianese, Directora de Estudios de INFORMA D&B, ha explicado que “este segundo trimestre de 2016 ratifica la evolución positiva del comportamiento de pagos frente al cierre de 2015 iniciada el trimestre anterior, mejorando el retraso medio, que baja por primera vez de los 14 días para quedar en 13,47, gracias a que se reduce el tiempo en que las empresas hacen efectivas sus facturas”.

La Administración incrementa su periodo medio de pago respecto a hace un año en 2,40 días alcanzando 93,94. Este plazo mejora en las empresas privadas donde es de 91,49 días, (3,44 días menos). El retraso medio es inferior en el sector privado, 13,36 días, la cifra más baja recogida, mientras que en el caso de la Administración llega a 24,17, empeorando en 1,91 días desde hace un año. Los plazos pactados crecen desde el segundo trimestre de 2015, 0,49 días, en la Administración, para quedar en 69,78, y tan solo 0,02 días en el sector privado, que alcanza 78,13 días.

Concretamente, el 48% de los pagos de las empresas españolas entre abril y junio de 2016 se ha hecho respetando las condiciones pactadas con sus proveedores, proporción superior al 44% de hace un año. Este porcentaje crece hasta el 92% si incluimos las facturas pagadas con hasta 30 días de demora. INFORMA D&B ha realizado su estudio sobre los hábitos de pago de más de 400.000 empresas. De dicho análisis se desprende que de la suma de los importes de las facturas computadas, el 96% del total se paga dentro del plazo o con hasta 30 días de retraso.

Administración es el sector con peor comportamiento, con 24,17 días de demora. Los siguientes son Hostelería, con 20,14 días de retraso, e Intermediación financiera, 17,98. Tan solo Administración e Intermediación financiera incrementan su retraso desde hace un año, en 1,91 días y 0,52 días respectivamente.

Por su parte, cuatro sectores están por debajo de los 13,47 de promedio nacional: Agricultura, 12,89, Comercio, 11,44, Comunicaciones, 11,37, e Industria, 11,20. Construcción es el que más recorta desde el segundo trimestre de 2015, 6,61 días menos quedando en 16,51.

El 54% de las microempresas y el 45% de las pequeñas cumplen con los plazos de pago pactados frente al 27% de las medianas y el 12% de las grandes empresas en el segundo trimestre del año. Sin embargo, la mayor parte de las medianas y grandes paga con un retraso de hasta 30 días, 66% y 80% respectivamente, frente al 37% y el 49% de las micro y pequeñas empresas.

Con más de 60 días de retraso, encontramos a un 7% de micros, un 4% de pequeñas, un 4% de las medianas y un 3% de las grandes empresas.

Las pequeñas empresas son las que tienen una media de retraso más baja, 11,80 días, 2,76 días menos que hace un año. Las medianas también reducen este plazo, 1,57 días menos, hasta 13,50, y las grandes, 1,27 por debajo, para quedar en 15,97 días, la mayor demora. Las micro empresas son las que más recortan, 4,08 días menos, para quedar en 14,30.