DestacadosECONOMIA

El Ejecutivo destina 5.265 millones de euros a políticas activas de empleo

El Consejo de Ministros ha aprobado el Plan Anual de Política de Empleo (PAPE) para 2016 al que destinará una partida de 5.265 millones de euros, lo que supone un incremento de 477 millones con respecto al de 2015. El plan tiene como objetivos mejorar la empleabilidad de los parados y su formación, vincular las políticas activas y pasivas de empleo e impulsar el emprendimiento.

050816Ruedaconsejo (4)La ministra de Empleo y Seguridad Social en funciones, Fátima Báñez, ha destacado que el PAPE establece los objetivos a alcanzar en este año en el conjunto de España y en cada una de las Comunidades Autónomas en esta materia y fue acordado en la conferencia sectorial celebrada el pasado 18 de abril.

El Plan, según ha indicado, se dirige a mejorar la empleabilidad de los jóvenes y de los colectivos con más dificultades para acceder al mercado laboral, como los parados de larga duración. También mejora la calidad de la formación profesional para el empleo, vincula las políticas activas y pasivas e impulsa el emprendimiento.

Báñez ha detallado que el Ejecutivo destina al Plan un total de 5.265 millones de euros, de los que las comunidades autónomas recibirán 1.800 millones, 386 millones más que el año pasado. El resto lo ejecutará el Gobierno.

Los ejes fundamentales de actuación, según ha descrito, son la orientación, la formación y las oportunidades de empleo (a los que se dedicará el 92% de los fondos), así como la igualdad de oportunidades en el acceso al mercado de trabajo, el emprendimiento y el marco institucional del Sistema Nacional de Empleo.

La ministra ha recordado que el Gobierno destinó entre los años 2008 y 2011, primera fase de la crisis, 28.500 millones de euros en políticas activas de empleo y 115.000 millones en políticas pasivas.

El Consejo de Ministros ha autorizado a la Agencia Estatal de Investigación la publicación de dos convocatorias que refuerzan la contratación de talento joven y el fortalecimiento institucional, por un importe conjunto cercano a los 140 millones de euros.

La vicepresidenta ha concretado que se conceden más de 97 millones de euros para que las universidades, organismos públicos de investigación y otros centros públicos y privados puedan contratar un máximo de 1.048 investigadores pre-doctorales durante cuatro años. “Estas ayudas se ofrecen a investigadores en formación y le permiten realizar una tesis doctoral asociada a un proyecto de investigación”, ha dicho.

En opinión de Sáenz de Santamaría, la convocatoria de ayudas es “absolutamente prioritaria para fomentar el talento joven” por lo que su dotación se ha ido incrementando cada año.

Asimismo, el Ejecutivo destinará 40 millones de euros a los centros y unidades de excelencia “Severo Ochoa” y “María de Maeztu”. Estos centros consiguen un elevado porcentaje de fondos del programa europeo Horizonte 2020 y son los más rentables económicamente debido a su apuesta por la innovación y por estrechar lazos con las empresas.