Los conductores andaluces reconocen que, a diario, realizan determinadas acciones de forma habitual, y que van asociadas a una conducción normal, como usar el limpiaparabrisas o las luces en un 98% de los casos; un 96% sube y baja las ventanillas, el 90% regula el aire acondicionado, y el 87% manipula la radio, el mp3 o escuchar cds. Estas acciones, aunque son las más frecuentes, implican un menor nivel de distracción.

driver-1149997_640Según un estudio realizado por BP, Castrol y RACE que analiza las distracciones que se producen tanto por manipular elementos al ir conduciendo, como las derivadas del desconocimiento de las nuevas tecnologías que incorpora el automóvil, dentro de las acciones que declaran realizarse al conducir, existe un segundo tipo, donde el nivel de distracción es mayor porque va aumentando el riesgo de no ir atento al tráfico.

Por ejemplo, existe un 48% de conductores andaluces que regula los retrovisores mientras conduce, el 26% confiesa regular la posición del asiento o reposacabezas, y un 25% reconoce que maneja el navegador/Gps mientras está en circulación. Todas estas acciones deben realizarse antes de comenzar el desplazamiento, con el vehículo parado, sin poner en peligro la circulación.

Por último, hay un tercer grupo de acciones que se realizan en menor medida, pero implican una mayor distracción y por tanto un mayor nivel de riesgo. En el caso de los andaluces, un 6% accede a Internet desde el vehículo, un 18% que mientras conduce intenta sincronizar dispositivos con el vehículo, un 19% busca objetos en la guantera o un 19% usa el ordenador de a bordo.

Acceso a Internet

El 70% de los encuestados en Andalucía afirma que se ha distraído alguna vez con el acceso a internet desde el vehículo. Otras acciones que han distraído en mayor medida a los conductores andaluces son la sincronización de dispositivos con el vehículo (63%) y buscar objetos en la guantera (60%).

Las distracciones son, en España, la primera causa de accidente de tráfico. En estos casos todos se vieron envueltos en una situación de mucho riesgo en el tráfico. Por su parte, las acciones que menos han distraído a los conductores de esta comunidad son el uso del limpiaparabrisas (5%), subir o bajar la ventanilla (5%) o regular el aire acondicionado (14%).

Tecnología del vehículo

Aunque un 56% de los conductores andaluces afirma que las nuevas tecnologías que incorporan los vehículos suponen una gran ayuda en la conducción, y les da confianza (44%), la falta de conocimiento sobre su funcionamiento tiene efectos negativos, pues asustan al 9%, llegan a causar estrés e incertidumbre al 13% y a un 26% les llega a distraer bastante o mucho.

En este sentido, los andaluces son, de entre los conductores españoles, los que más creen necesaria la formación sobre las funciones tecnológicas del vehículo. En concreto, el 55% cree muy necesario conocer estas prestaciones, seguidos de los conductores catalanes (52%), madrileños y vascos (ambas comunidades con un 50%).