DestacadosECONOMIA

Crece el uso de cajeros y terminales punto de venta en Latinoamérica

El uso de los cajeros automáticos (ATM) y terminales punto de venta (POS) en América Latina ha registrado un notable ascenso durante los últimos años, según el Estudio sobre Medios de Pago realizado por Tecnocom.

Para la multinacional, esta tendencia contrasta con la situación que se vive al otro lado del Atlántico, “donde el uso de estos sistemas está en retroceso desde el inicio de la crisis económica, especialmente con el “adelgazamiento” de la red de sucursales de los sistemas financieros español y portugués”.

34591906Salvo Chile, donde la red de ATM ha experimentado dos años de reducción -el 10,4% en 2014-, en el resto de países latinoamericanos la tendencia es al alza. Perú se mantiene como el país que contabiliza un mayor crecimiento de cajeros en el periodo, pasando de 4.446 unidades en 2009 a 12.226 en 2014, lo que supone una tasa de crecimiento en el último año del 49% y un crecimiento anual compuesto para el periodo del 22,4%, tasa que más que duplica la registrada por el resto de países latinoamericanos analizados, que se situaron en una horquilla entre el 1% (Chile) y el 9% (Colombia).

Brasil es el país con mayor número de cajeros automáticos y de POS dentro del grupo analizado. De hecho, los más de 199.441 dispensadores instalados en Brasil le convierten en uno de los principales mercados de cajeros automáticos a nivel mundial, junto con EE. UU., China y Japón. España y Portugal siguen menguando su red de cajeros, una tendencia iniciada en 2008 en el caso de España y en 2011 en el país luso.

Respecto a los terminales de venta, mientras México anota una tasa de crecimiento anual compuesto del 11,4% desde 2009, alcanzando los 765.200 terminales en 2014, Colombia registra una tasa del 18,9%, aunque sus 328.774 terminales lo sitúan a una distancia importante del país azteca en términos absolutos. Brasil, con casi 4,5 millones de POS y un crecimiento del 7,4% en el periodo, lidera con gran distancia también en este indicador, aunque en el último año apenas aumentó el parque de POS.

En España, se observa un notable cambio de tendencia, muy probablemente debido a un mayor impulso en el negocio de adquirencia desarrollado por las entidades financieras: a pesar de que en el periodo 2009-2014 el crecimiento fue negativo (-1,8%), en 2014 el número de POS habilitados en el país ha aumentado un 6,6% hasta los 269.600 dispositivos. Algo similar ha ocurrido en Portugal en este mismo periodo, donde también desde 2010 se venía observando una reducción del número de POS en el país.

Menor uso de los cajeros en España

España reproduce la tendencia expuesta en las tres últimas ediciones de este informe, registrando una caída en el uso de cajeros automáticos (-4,3%). En total, los clientes bancarios retiraron 111.400 millones de los cajeros durante 2014 (de media, 2.367 por habitante), una cifra equivalente en términos nominales a las de 2012 y 2013, que replicaban la registrada en 2006.

Por su parte, la reducción significativa del número de sucursales bancarias, donde se localizaban muchos de los cajeros, también ha influido negativamente en su uso. A este respecto, mientras que en 2009 había instaladas 61.374 máquinas, esta cifra se redujo hasta las 50.441 en 2014, un 17,8% menos, según datos del Banco de España.

Sin embargo, la tendencia sí ha cambiado en el comportamiento del volumen de compras con tarjeta que se realizan a través de los terminales de punto de venta de los comercios. Aumenta en España tanto el número de operaciones en POS (+8,5% en 2014) como el valor (+7,5%), contribuyendo a que en el periodo 2009-2014 la evolución mantenga el signo positivo tanto en número de operaciones (+4,3%) como en el valor de las mismas (+3,8%), revirtiendo una tendencia lastrada desde 2007.