ADMINISTRACIÓN

Seis diputaciones andaluzas reclaman al Estado los datos necesarios para elaborar los presupuestos provinciales

El Palacio de Jabalquinto de Baeza (Jaén) ha acogido el encuentro de trabajo que mantienen desde el inicio del actual mandato corporativo los responsables de las diputaciones de Cádiz, Jaén, Huelva, Sevilla, Córdoba y Granada con el objetivo de analizar asuntos de interés para estas corporaciones.

Uno de los principales temas abordados en esta reunión ha sido la preocupación de estas administraciones ante la falta de información por parte del Ministerio de Hacienda de cara a la elaboración de los Presupuestos de las mismas para 2017.

20160919 Encuentro presidentes diputaciones andaluzas en Baeza 1“Es verdad que tenemos un Gobierno en funciones, pero eso no es incompatible para que los datos sean facilitados por parte del Ministerio de Hacienda con el objetivo de que podamos poner en marcha la elaboración de los Presupuestos, algo tan fundamental para cada una de nuestras administraciones”, ha señalado el presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, que ha subrayado que esta falta de información se traduce en aspectos como en “no saber si vamos a poder incrementar los sueldos de los trabajadores públicos un 1% el año que viene o hasta dónde podemos llegar con nuestro plan de servicios, ni con el plan de apoyo a municipios”.

También en relación con los Presupuestos de 2017, las seis diputaciones han acordado instar al Ministerio de Hacienda a que permita invertir el superávit y el remanente a aquellas corporaciones locales que han cumplido con el techo de gasto, una solicitud a la que pedirán que se sumen las diputaciones de Almería y de Málaga.

“Le pedimos al Gobierno de España que permita a aquellos ayuntamientos y diputaciones que han sido capaces de cumplir con el objetivo de déficit utilizar tanto el superávit como los remanentes para aquellos proyectos e iniciativas que cada alcalde y equipo de Gobierno crean oportunos y convenientes”, ha remarcado Reyes, que ha insistido en que “no es lógico” que el Gobierno no permita invertir estos recursos en la mejora de las infraestructuras o en planes de empleo a las administraciones locales que han hecho una buena gestión.