ECONOMIA

El Gobierno convoca ayudas para el sector editorial por valor de 645.000 euros

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha convocado las ayudas, en régimen de concurrencia competitiva y correspondientes a 2017, para entidades sin ánimo de lucro que promuevan y fortalezcan la industria editorial.

El plazo de presentación de solicitudes finaliza el próximo miércoles 6 de septiembre y el importe máximo de estas ayudas es de 645.000 euros, un 39% más que en las convocatorias de 2016, 2015 y 2014.

El objeto de esta convocatoria es la concesión de subvenciones a proyectos que modernicen, fortalezcan u optimicen el funcionamiento del sector del libro español, y en particular aquellos proyectos que mejoren la infraestructura de este sector.

Los proyectos tendrán que tener alguno de los objetivos recogidos en el Plan de Fomento de la Lectura 2017-2020: la celebración de encuentros para profesionales, la elaboración de estudios e investigaciones sobre el sector; las iniciativas que impliquen un funcionamiento más eficaz del funcionamiento de la cadena del libro y de las publicaciones culturales en sus distintas fases; las actuaciones que mejoren la comunicación entre las asociaciones de los distintos agentes editoriales (autores, traductores, ilustradores, editores, distribuidores, libreros, bibliotecas); el impulso de la reconversión del sector al modelo digital o la mejora de la formación de los profesionales del sector en materia de innovación.

Los destinatarios de estas ayudas son las instituciones sin ánimo de lucro del sector del libro de ámbito nacional (fundaciones, asociaciones, organizaciones no gubernamentales) y cualquier entidad sin fin de lucro que, no perteneciendo al sector público, acredite haber realizado actuaciones de promoción del libro o de las publicaciones culturales, como mínimo, en los dos últimos a años inmediatamente anteriores al 16 de agosto de 2017.

Las solicitudes deberán presentarse electrónicamente a través de la Sede Electrónica de la Secretaría de Estado de Cultura y exige la utilización de un certificado de firma electrónica.