Las importaciones de crudo alcanzaron en julio su máximo histórico, 6.451 kt (+9,1% vs. julio 2016), aumentando también el acumulado anual (+4,7%) respecto al mismo período de 2016, según los datos de Cores.

Este mes se importaron 33 tipos de crudo procedentes de 20 países. Las importaciones de los cinco principales suministradores del mes representan un 53,4% del total: Nigeria (981 kt; +97,4% vs. jul-16), México (894 kt; +1,5%), Libia (571 kt, las más altas desde ene-13; +571,8%), Iraq (562 kt; +15,9%) y Brasil (438 kt,+24,8%). Destacan los descensos de Arabia Saudí (-25,5%) y Rusia (-79,9%); así como las elevadas importaciones de Irán (430 kt), que se sitúan entre las más altas desde su reinicio en mar-16. También son notables aquellas de países de África menos habituales como el Congo (252 kt, 1ª vez en 2017).

Además, por tercer mes consecutivo aumentaron las importaciones provenientes de la OPEP, que en julio alcanzaron el 55,4% del total del mercado con un crecimiento del 35,2%, principalmente potenciado por Nigeria, Libia, Irán e Irak.

África es la principal zona de abastecimiento en el mes (39,6% del total; +76,2% vs. jul-16) y en el acumulado anual (32,0%; +4,1%), seguida por Oriente Medio (21,8% en el mes y en el acumulado anual). Únicamente presentaron descensos en el acumulado anual Europa y Eurasia (-4,6%) y América Central y del Sur (-6,3%).