La compañía aérea irlandesa Ryanair ha anunciado recientemente la replanificación de su operativa hasta la finalización de la temporada de verano, lo que supondrá la cancelación de entre 1.500 y 2.000 vuelos en las próximas seis semanas.

​La compañía está avisando a todos los pasajeros afectados, ofreciendo la posibilidad de reembolsar el 100% del precio del billete o su reubicación en un vuelo posterior.

En España, la medida ha afectado a algunos vuelos en los aeropuertos de Madrid y Barcelona, sin que hasta el momento se hayan producido incidentes.

El Ministerio de Fomento ha solicitado a la compañía información detallada sobre sus planes en la programación de vuelos con origen o destino España, anunciando la apertura de un expediente informativo para verificar el estricto cumplimiento de los derechos de los pasajeros.