El Consejo de Administración de Banco Sabadell ha acordado trasladar su domicilio social a la ciudad de Alicante “para proteger los intereses de nuestros clientes, accionistas y empleados”.

Banco Sabadell continuará desarrollando con “absoluta normalidad” su actividad al servicio de las empresas y las familias en todos los territorios en los que está presente bajo la supervisión del Banco Central Europeo y la regulación de la Autoridad Bancaria Europea.

La entidad apunta que el traslado del domicilio social no comporta movimiento de empleados, por cuanto la entidad cuenta con sedes corporativas y operativas en diversas ciudades de España y del Reino Unido.