ECONOMIA

La Junta cierra 2017 con la adjudicación de cerca de 100.000 m2 de suelo público por valor de 16,1 millones

La Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía ha adjudicado, por un importe total de 16,1 millones de euros, suelos autonómicos con una extensión de 91.242 metros cuadrados durante el pasado año a través de las cuatro ofertas para la venta de bienes inmuebles convocadas por la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA).

A esta cifra se suman también las superficies de los locales, garajes, trasteros y naves enajenadas en estas convocatorias, con lo que los bienes públicos enajenados alcanzan los 92.417 metros cuadrados.

La mayor parte del suelo que se ha vendido durante 2017 ha sido de carácter industrial y terciario, hasta un total de 48.846 metros cuadrados. Le siguen los suelos destinados a vivienda protegida, que suman 21.376 metros cuadrados. Estas parcelas permitirán la construcción de hasta 443 viviendas con algún régimen de protección. Se suman a esos suelos los 21.020 metros cuadrados de suelo residencial con capacidad para la construcción de 93 viviendas de promoción y precio libre. La mayor parte de los suelos adjudicados corresponden a la provincia de Jaén, en su mayoría suelo industrial, y las provincias de Cádiz y Córdoba, que lideran las ventas de suelo residencial.

El consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, ha señalado que “la apuesta por la venta de estos bienes públicos fue una decisión que adoptamos en el arranque de esta legislatura con el objetivo de reactivar esta línea estratégica en la política de suelo una vez superada la fase más aguda de la crisis que había ralentizado este tipo de actividad y una vez detectados síntomas claros de recuperación en la actividad inmobiliaria”. Según el consejero, “el propósito de la Junta es poner al servicio de la iniciativa empresarial sus activos públicos para el fomento de la actividad económica, la construcción de vivienda y la generación de empleo”.

Felipe López ha puesto de relieve que “los ingresos generados para las arcas autonómicas por esta enajenación de suelo servirá para impulsar las políticas sociales en materia de vivienda con el objetivo de facilitar el acceso a un hogar a las familias con menos recursos y con necesidades habitacionales y con escasas posibilidades de acceder a una vivienda en el mercado de renta libre”.

Por ello, ha añadido, “vamos a retomar la construcción de vivienda protegida, como por ejemplo en Cádiz, donde hemos decidido retomar dos actuaciones como son la segunda fase de la promoción de viviendas en alquiler en la zona conocida como Matadero, con la próxima construcción de 60 viviendas, y la séptima fase de la intervención en el Cerro del Moro”, ha precisado. Asimismo, esta venta de suelo va a permitir también la construcción de más de 300 viviendas protegidas en Córdoba capital, la mayor parte de ellas promovidas por la empresa municipal de vivienda que ha sido la adjudicataria de la mayoría del suelo autonómico en esta ciudad.