EMPRESAS

Indra, socio de Ocean2020, el primer gran proyecto financiado con el nuevo fondo europeo de Defensa

El consorcio europeo Ocean2020 del que Indra forma parte como uno de sus principales socios se ha adjudicado por 36 millones de euros el proyecto de I+D de defensa más importante impulsado hasta la fecha con el nuevo fondo europeo de Defensa de la Unión Europea.

Dirigido a investigar tecnologías que refuercen el reconocimiento del escenario en zonas marítimas extensas, el proyecto se enmarca dentro de la Acción Preparatoria en Investigación de Defensa de la UE, antesala de un futuro programa de I+D mucho más ambicioso que arrancará en 2021 y que se extenderá hasta 2027.

np_ocean2020_800x260El consorcio Ocean2020 está liderado por Leonardo y cuenta con la participación de 42 socios de 15 estados miembros -entre los que figuran grandes empresas, pymes, universidades, centros de investigación y Ministerios de Defensa, que actúan como usuarios finales-. La Agencia Europea de Defensa seleccionó el proyecto en un proceso competitivo en el que concurrieron otros consorcios. Se trata del primer ejemplo de colaboración conjunta europea en investigación en este sector.

Dentro del proyecto, Indra destaca como una de las tres empresas con más peso. Mantiene además una responsabilidad de primer nivel al liderar el paquete de trabajo que diseñará la arquitectura del sistema completo.

El proyecto Ocean2020 abordará la integración de una amplia variedad de plataforma no tripuladas –de ala fija, rotatoria, embarcaciones de superficie y submarinas- con unidades navales, que intercambiarán datos vía satélite con los centros de control en tierra. En este entorno de máxima complejidad, Indra pondrá a prueba la versión naval de su helicóptero no tripulado Pelícano.

Tras completar un extenso trabajo previo de simulación, el consorcio llevará a cabo dos demostraciones reales de operaciones de vigilancia e interdicción marítima. La primera de ellas se llevará a cabo en 2019 bajo la coordinación de la Armada Italiana en el mar Mediterráneo y en ella la aeronave no tripulada Pelícano de Indra será puesta a prueba y deberá demostrar sus elevadas capacidades de vigilancia y flexibilidad para interoperar con los sistemas más avanzados de plataformas de diferentes países. La segunda prueba, bajo coordinación de la Armada de Suecia, tendrá lugar en 2020 en el mar Báltico y en ella se comprobarán las mejoras introducidas tras la primera batería de ejercicios.

Todos los datos que recojan las plataformas que intervengan en las demostraciones se procesarán y enviarán a los Centros de Operaciones de las distintas Armadas que participen en ellas y a un prototipo de Centro de Operaciones Marítimas Europeo que se ubicará en Bruselas y con el que se busca reforzar la interoperabilidad de futuras operaciones. Indra liderará el desarrollo de este demostrador, ayudando a sentar las bases de una futura capacidad europea de mando y control estratégico, que permitirá planificar y dirigir las operaciones militares de la UE dentro de la Estrategia Global de Seguridad y Defensa.