EMPRESAS

Endesa comienza la construcción en Corea del Sur de su primer barco metanero

Endesa ha comenzado la construcción de su primer metanero para el transporte de GNL (Gas Natural Licuado) que tendrá una capacidad de 180.000 metros cúbicos (unas 72 piscinas olímpicas) y estará terminado a lo largo del verano de 2019. Se trata de un metanero de última generación con relicuefacción total abordo, propiedad de la naviera noruega Knutsen Oas Shipping, y se construirá en uno de los mayores astilleros del mundo situado en Corea del Sur.

El contrato de fletamento entre Endesa y Knutsen se ha cerrado por un tiempo de siete años, con dos periodos de extensión de siete y seis años, que garantizarán parte de las necesidades de transporte marítimo de los contratos de compra de GNL de los próximos años tanto de Endesa como del Grupo Enel (al que pertenece Endesa). El importe del contrato es de unos 25 millones de dólares anuales y el coste de construcción del metanero asciende a unos 200 millones de dólares.

Endesa ha contratado la compra de 2 bcm (dos millones de metros cúbicos) de GNL del proyecto de Corpus Christi en EEUU, cuya operación comercial se iniciará, precisamente, en 2019, cuando finalice la construcción del metanero.

Esta es la primera vez que Endesa opta por fletar su propio metanero a plazo, ya que hasta ahora se había optado por contratar el GNL con entrega en destino. Tras licitar en 2016 los futuros servicios de transporte de GNL, se escogió esta modalidad de contratación a medio plazo que permite cubrir las necesidades de los próximos 20 años con opciones flexibles y competitivas.

El barco, que será de bandera española, cuenta con una eslora de 299 metros, 48 metros de ancho y 26,4 metros de profundidad. El volumen de GNL transportado por el metanero equivale a la demanda de un día de toda España o al suministro anual de 170.000 viviendas.