El consumo eléctrico de las grandes y medianas empresas en febrero ha aumentado un 1,2% respecto al mismo mes del año anterior, según los datos del Índice Red Eléctrica (IRE). Desglosado por sectores, el consumo industrial ha aumentado un 0,3% y el de los servicios un 0,8%.

Según el IRE, en los últimos doce meses, el consumo eléctrico de estas empresas, corregidos los efectos de la laboralidad y las temperaturas, ha aumentado un 2%, respecto al mismo periodo del año anterior. Por sectores, el consumo de la industria ha aumentado un 2,1% y el de los servicios ha disminuido un 0,2%.

Comparado con febrero del 2017, de las cinco actividades con mayor consumo eléctrico, la demanda de la metalurgia ha aumentado un 1,4%, la industria química ha disminuido un 9,2%, la fabricación de otros productos minerales no metálicos ha aumentado un 6,1%, la industria de la alimentación un 1,2% y la del papel ha descendido un 4,8%.

Las actividades que más han aportado al consumo de las grandes empresas en febrero han sido la captación, depuración y distribución de agua con un aumento un 19,4%, la fabricación de otros productos minerales no metálicos (6,1%), la metalurgia (1,4%), el transporte terrestre y por tubería (5,4%) y coquerías y refino de petróleo (5,7%).