EMPRESAS

Indra dotará con su sistema de defensa electrónica la nueva patrullera oceánica de largo alcance de la Armada de México

Indra equipará la nueva Patrullera Oceánica de Largo Alcance (POLA) de la Armada de México con su sistema de defensa electrónica RIGEL, que aportará a este buque la máxima capacidad para detectar la presencia de otras plataformas.

La compañía ha cerrado un acuerdo con el astillero holandés DAMEN para implantar su solución en el buque de la serie SIGMA que fabrica dentro del programa naval de la Secretaría de Marina (SEMAR).

El sistema de Indra detecta y analiza señales radar en el entorno de misión del buque e identifica el tipo de radar al que corresponde, lo que ayuda a determinar el tipo de plataforma de la que se trata y nivel de amenaza. El sistema ofrece a los oficiales al mando información sobre el entorno y les alerta del riesgo de ser detectados por otro buque, aeronave o radar costero. Además, refuerza la protección del buque contramidiendo simultáneamente múltiples amenazas activas, utilizando técnicas de perturbación y engaño.

El sistema RIGEL RESM/RECM -siglas relativas a la capacidad de análisis/detección y contramedida del sistema- es la solución de defensa electrónica naval de última generación de Indra. Está basada en la tecnología de recepción digital de banda ancha, un tipo de procesamiento de señales que garantiza la máxima sensibilidad y rango de detección posible. Ha sido además probada en los escenarios electromagnéticos más  densos y complejos, demostrando un tiempo de respuesta y una precisión óptima.

La tecnología RIGEL proporcionará una importante ventaja operativa. Más de un centenar de buques de Armadas de los cinco continentes ya la emplean para proteger y potenciar las capacidades de sus buques y submarinos. Algunas de las misiones en las que se está utilizando en este momento son la de lucha contra la piratería en el golfo de Adén, en África, y la de vigilancia del mar Mediterráneo para evitar el tráfico ilícito de mercancías, entre otras.