ECONOMIA

La Junta moviliza en dos años más de 2.480 millones en torno al PAIDI 2020

La Junta de Andalucía ha movilizado para el desarrollo del Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación, PAIDI 2020, un total de 2.484 millones de euros durante los dos primeros años de vigencia del mismo, una cantidad que ha superado los 2.285 millones previstos inicialmente para estos ejercicios.

Así lo ha explicado en Comisión parlamentaria el consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, quien ha recordado que este Plan “pretende convertir el Sistema Andaluz del Conocimiento en motor de progreso, cohesión social, competitividad y creación de empleo”.

Para ello, el plan se estructuró en torno a seis objetivos generales, 21 específicos y 81 acciones concretas, en los que trabajan diferentes departamentos de la Junta de Andalucía, que en estos dos años han superado en su conjunto los 2.480 millones de inversión, de los 7.000 millones que el PAIDI contempla hasta final del marco para alcanzar el 2% del PIB en inversión en I+D.

Aunque el PAIDI 2020 implica al conjunto de la Junta de Andalucía, la Consejería de Economía asume una importante carga de inversión a través de las competencias en materia científica.

En este sentido, Ramírez de Arellano ha destacado que el PAIDI supone “un cambio de filosofía y en las fórmulas de gestión de la I+D+i en Andalucía, donde las universidades, como principal actor del Sistema Andaluz del Conocimiento, pasan a ocupar un papel protagonista, simplificando administrativamente, evitando duplicidades y generando mayores sinergias con la Junta y el sector privado”.

Este cambio de filosofía, ha añadido el consejero, se ha sustentado en la nueva estructura de financiación del Sistema Universitario Público Andaluz, introducida en 2017, “que ha permitido ayudas directas a los grupos PAIDI, que se distribuyen según los resultados obtenidos, y que en 2018 tiene asignados 10 millones de euros; y financiación de los planes propios de investigación, lo que permite a las universidades ampliar sus opciones de desarrollar una política científica propia, a lo que se destinan otros 10 millones de euros este año”.