TECNOLOGÍA

Samsung reinventa el concepto del televisor con su gama QLED 2018

Los nuevos QLED 2018 invitan a los usuarios a descubrir un televisor con una pantalla que parece infinita y que es capaz de reproducir millones de colores. Además, Samsung reafirma su compromiso con los televisores de gran pulgada, incorporando varios modelos de 75 pulgadas y superiores.

La gama incorpora diversas novedades relacionadas con la calidad de imagen y la conectividad, así como diversas posibilidades para que el usuario pueda compartir contenidos entre dispositivos. Entre ellas destaca Direct Full Array (DFA), una nueva tecnología de contraste que proporciona una sofisticada estructura de LEDs controlados con precisión para ofrecer un contraste impecable tanto en escenas con mucha luz como en las escenas más oscuras. Esta tecnología es específica para la Serie QLED TV Q9FN.

Por otro lado, la tecnología Ambient Mode es una tecnología innovadora que camufla el televisor con la decoración del hogar. El ‘modo ambiente’ detecta el color o el patrón decorativo de la pared que hay detrás del televisor y se camufla con ésta, ofreciendo como resultado una pantalla de aspecto transparente. De esta manera, con el televisor apagado el usuario ya no verá una pantalla en negro. Además ofrece multitud de información disponible en pantalla como el tráfico, el tiempo o las noticias.

La nueva gama también incluye One Invisible Cable, el primer cable del mercado que puede transmitir al televisor la señal y los datos de audio y vídeo con alta capacidad y, además, suministrar corriente. Con One Invisible Cable, solo habrá un cable entre el televisor, los dispositivos externos y la toma de alimentación, lo que logra un aspecto ordenado y libre de cables. Fabricado con teflón, un material resistente al calor y de larga duración, está equipado con un sistema de protección que interrumpe la corriente eléctrica si el cable se corta, para ofrecer al usuario seguridad y al mismo tiempo mejorar la vida útil del producto.

Posibilidades inteligentes

Además de las mejoras en la calidad de imagen y en el diseño, la gama Samsung Smart TV 2018 introduce funcionalidades que la hacen aún más inteligente.

La función “Easy Set Up” reduce notablemente el tiempo que requiere conectarse a la red wifi y configurar por primera vez el televisor, ya que hace de la configuración inicial del dispositivo una experiencia sencilla y rápida. Permite sincronizar automáticamente desde la contraseña del wifFi hasta las contraseñas de las aplicaciones del smartphone del usuario directamente en el televisor, ahorrando el registro en cada una de ellas.

Además, gracias a la funcionalidad preinstalada “Universal Guide”, los nuevos Smart TV ofrecen una nueva guía de programación más intuitiva y con diversas opciones para navegar y acceder a los contenidos. Asimismo, el mando a distancia Samsung One Remote Control, permite controlar con un solo mando todos los dispositivos conectados.

Y a través de la nueva aplicación SmartThings los usuarios pueden sincronizar el smartphone con su televisor para facilitar la configuración y el acceso a funciones como la guía de programación, el mando a distancia o compartir contenido entre varias pantallas.