ECONOMIA

La conciliación, factor determinante para elegir compañía para el 55% de los trabajadores

El 55% de los empleados españoles valora la conciliación es un factor determinante para elegir una empresa en la que trabajar, un porcentaje que desciende hasta el 45% en el caso de trabajadores de otros países según el informe anual ‘Randstad Employer Brand Research 2018’, un estudio a nivel mundial sobre employer branding con más de 175.000 encuestas en 26 países, 7.000 en España.

La conciliación entre vida laboral y vida personal para los profesionales españoles consolida su importancia situándose como el segundo factor más importante, mientras que a nivel internacional se mantiene en el tercer puesto.

Si se analiza la importancia que se le otorga a la conciliación por países, solo Singapur supera a España. En concreto, el 64% de los trabajadores de este país considera la conciliación como un factor clave, nueve puntos porcentuales por encima de España. Los ocupados de Italia y Nueva Zelanda se sitúan al mismo nivel que los españoles (55%) en el porcentaje de ocupados que considera la conciliación como un factor determinante.

Con porcentajes muy inferiores al de los empleados españoles, Rusia (32%), República Checa (34%), Alemania (36%) y Austria (38%) son los países en los que los trabajadores otorgan menor importancia a la conciliación entre vida laboral y personal a la hora de elegir una compañía en la que desarrollar su carrera.

El salario continúa a la cabeza dentro y fuera de España

Un salario atractivo es el primer factor para elegir una empresa en la que trabajar, tanto para los profesionales españoles como a nivel internacional. En concreto, el 60% de los encuestados a nivel internacional afirma que la retribución económica es el motivo más importante a la hora de seleccionar una empresa, un dato que en España se sitúa en el 63%.

Este factor, que había perdido peso en 2017 (58%) a nivel internacional, vuelve a crecer, pero se sitúa por debajo de los valores registrados en 2016 (61%) y 2015 (63%).

La seguridad laboral es el segundo factor para los trabajadores a la hora de escoger una empresa (48%), que desciende su peso en cuatro puntos porcentuales desde 2015 (52%). Tras la conciliación entre vida laboral y personal, se sitúa el hecho de disponer de un buen ambiente de trabajo (44%), factor que también desciende en los últimos años.

Los trabajadores también consideran importante las oportunidades de carrera profesional (38%) y la salud financiera (34%). Por último, la flexibilidad es importante para un 32% de los profesionales y se sitúa como el factor que más aumenta en los últimos cuatro años (29%).