MOTOR

Audi presenta un deportivo de altas prestaciones con propulsión eléctrica

El centro de gravedad del vehículo se encuentra localizado tras los asientos

Por primera vez, Audi presenta un prototipo que avanza soluciones tecnológicas y de diseño en la Semana del Automóvil de Pebble Beach, en Monterrey, California: el Audi PB18 e-tron de propulsión completamente eléctrica, que ofrece una visión radical del deportivo de altas prestaciones del futuro.

Ancho y plano, claramente inspirado en los circuitos y esculpido en el túnel de viento, su sola presencia indica que está destinado a romper barreras. Sus líneas han sido creadas en el nuevo estudio de diseño de Audi en Malibú, California, donde se trabaja constantemente para actualizar el diseño de la marca de cara al futuro.

En el habitáculo, el asiento del conductor y el puesto de mando están integrados en una carcasa interior monocasco que puede deslizarse lateralmente. Cuando el conductor viaja solo, el monocasco puede posicionarse en el centro, como en un vehículo monoplaza, una configuración perfecta para conducir en circuito. Esto es posible gracias a la tecnología by-wire utilizada para la dirección y los pedales, que hace que no sea necesaria una conexión mecánica entre los elementos de control.

Mide 4,53 metros de longitud, dos metros de anchura y apenas 1,15 metros de altura, dimensiones son las clásicas de un automóvil deportivo. Por su parte, la distancia entre ejes es de 2,70 metros, y los voladizos son muy cortos.

El concepto técnico del PB18 e-tron se beneficia de los muchos años de dominio de Audi en Le Mans. Los expertos de Audi Sport GmbH, la filial encargada de los vehículos de alto rendimiento, han sido los responsables de la implementación.

El nombre abreviado “PB18 e-tron” hace referencia a la localización elegida para su estreno, Pebble Beach, así como al ADN tecnológico que comparte con el exitoso LMP1 de competición, el Audi R18 e-tron.

Emoción sin emisiones: tres motores eléctricos y tracción quattro

El prototipo utiliza tres potentes motores eléctricos, uno en el eje delantero y dos en el trasero. Estos dos últimos transmiten la fuerza a cada una de las dos ruedas posteriores mediante un árbol de transmisión.

La potencia total de salida es de hasta 150 kW (204 CV) para el eje delantero, y de 450 kW (612 CV) para el trasero; el Audi PB18 e-tron es, por supuesto, un auténtico quattro. La potencia máxima de sistema es de 500 kW (680 CV), con un modo boost en el que el conductor puede contar temporalmente con hasta 570 kW (775 CV).

El par combinado de hasta 830 Nm permite al concept car acelerar de 0 a 100 km/h en poco más de dos segundos, una cifra que apenas difiere de forma marginal de la que presenta un prototipo LMP1 actual.

La batería de estado sólido con refrigeración líquida tiene una capacidad de 95 kWh, y una carga completa proporciona una autonomía de más de 500 km, según el ciclo WLTP. El Audi PB18 e-tron está diseñado para utilizar sistemas de carga de 800 voltios de tensión, por lo que la batería puede recargarse completamente en aproximadamente 15 minutos.

El Audi PB18 e-tron también puede recargarse sin necesidad de cables a través del sistema de carga por inducción Audi Wireless Charging (AWC). Para ello, se coloca una plataforma de recarga con una bobina integrada, que se conecta a la fuente de alimentación, en el piso de la plaza de aparcamiento en el que se va a estacionar el vehículo. El campo magnético alterno induce un voltaje en la bobina secundaria instalada en los bajos del automóvil a través del aire, lo que permite la recarga inductiva.