andalucia

El Ayuntamiento de Sevilla refuerza su estrategia de conectividad aérea de la ciudad

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha presentado el Plan Estratégico para la Mejora de la Conectividad Aérea de Sevilla 2018-2020, una hoja de ruta para consolidar el crecimiento del Aeropuerto de San Pablo e incrementar la captación de rutas, sobre todo internacionales. “A esa estrategia llegamos después de un trabajo conjunto de todas las administraciones públicas (Ayuntamiento, Diputación Provincial, Junta de Andalucía y Gobierno central) y de la colaboración público-privada para impulsar la actividad del aeropuerto, que es capital para el turismo y la economía en general de Sevilla”, ha señalado.

El plan se vertebra sobre cinco ejes principales: consolidar el crecimiento del aeropuerto, convertirlo en puerta de entrada a toda la Andalucía occidental, aumentar las rutas directas y sobre todo internacionales, incrementar conexiones con los grandes hubs (los aeropuertos intermedios de enlaces intercontinentales) y mejorar los accesos a la ciudad desde y hacia el aeropuerto.

El primer objetivo es consolidar el éxito de crecimiento que está registrando el aeropuerto. San Pablo tiene una evolución positiva de pasajeros desde el año 2013 y se coloca entre los que más han crecido en España, al tiempo que tiene un nivel de estacionalidad relativamente bajo considerando la dinámicas de tráfico en España. Entre 2013 y 2018 se ha pasado de 53 a 69 destinos directos en el aeropuerto, esta temporada de verano se vuela a 62 ciudades y hay trayectos con 68 aeropuertos.

El segundo objetivo atañe a convertir el Aeropuerto de Sevilla en puerta de entrada de la Andalucía occidental, ampliando su zona de influencia a las provincias de Huelva, Cádiz, Córdoba y Badajoz, y sumando a la oferta patrimonial y cultural de la capital hispalense la oferta de sol y playa de la Costa de la Luz.

El tercer objetivo es incrementar las rutas aéreas internacionales “en un aeropuerto que es ya más internacional que nunca, aunque la inmensa mayoría son conexiones con Europa, a excepción de Marruecos. Seguiremos trabajando para lograr enlaces internacionales tanto directos fuera del continente europeo, y nuestras miras están puestas en Nueva York, donde a medio o largo plazo tendremos posibilidades reales de una ruta directa cuando se consoliden 50.000 pasajeros de demanda, como con grandes aeropuertos que sirven de enlace hacia Asia o Norteamérica. En Europa, los mercados por desarrollar son el Este y los países escandinavos”, según ha detallado el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz.

El cuarto objetivo, estrechamente asociado al precedente, busca mejorar la conectividad intercontinental con los 41 destinos intercontinentales, de manera que el máximo de la espera en escala sea inferior a los 150 minutos. El documento del plan reseña que en torno al 40 por ciento del tráfico mundial se concentra en solo 11 ciudades europeas y 41 intercontinentales,

El último objetivo de ese plan es conseguir un acceso más fácil al Aeropuerto de San Pablo mediante un refuerzo del transporte público -“algo que estamos trabajando ya con Tussam”, según ha matizado Antonio Muñoz-. De hecho, la Línea Especial Aeropuerto ha aumentado su oferta un 5% en el último año, pasando de cuatro a seis coches en hora punta.