EMPRESAS

Ideagoras, agencia española de Social Media Marketing, abre oficina en Silicon Valley

La compañía española Ideagoras, abre oficina en Palo Alto (California) con la incorporación a su accionariado de Chia Hwu, especialista en medios sociales, mobile marketing e innovación. Esta iniciativa va a suponer para la agencia una ampliación y mejora de los servicios que ya presta en España, EE. UU. y otros países de Europa.

Ángel González, fundador y CEO de la compañía, explica que con la experiencia y presencia en el sector de innovación tecnológica de Hwu “queremos seguir impulsando el cambio de paradigma en la forma de construir marca en el contexto de la economía digital, a partir de ahora haciendo converger el Social Media Marketing con gran parte de las nuevas Tecnologías Exponenciales: la Inteligencia Artificial (chatbots y voicebots), Realidad Aumentada, Realidad Virtual, Brain Computer Interface, y demás”.

Para Chia Hwu, “es apasionante ver hasta qué punto la tecnología puede unir a las personas; hace diez años Ángel y yo iniciamos nuestra relación contactando en Twitter; entonces yo era la social marketing manager de 23andMe en Silicon Valley y él comenzaba su proyecto profesional. Una década después hemos decidido aprovechar sinergias y recorrer un nuevo horizonte en un formato de relación profesional aún más estrecho, el de socios de Ideagoras”.

Ideagoras es uno de los actores que han formado parte de la transformación que la comunicación y la publicidad han experimentado en los últimos 10 años. Un escenario en el que las audiencias han dejado de tener un papel pasivo para ser agentes activos en la creación de marca, impulsando el “branding colaborativo”. Esta visión tiene su base en uno de los principios acuñados por cuatro visionarios en 1999 en el Manifiesto Cluetrain: “los mercados son conversaciones”. Ideagoras “ayuda a sus clientes y sus marcas a introducirse y competir en estos mercados” expone González.

“Nuestro horizonte estratégico para la década 2020 – 2030 es el de seguir trabajando para una mayor humanización de las marcas a través del branding colaborativo y de su intersección con las tecnologías exponenciales”, concluye González.