Internet ha supuesto un punto de inflexión en los servicios al ciudadano, que ha dejado de tener como referencia única la ventanilla física para realizar sus trámites con las instituciones públicas.

Hace casi dos décadas se hablaba de la e-Administración como una quimera, más presente en los debates y en las noticias de los medios especializados que en la agenda de las Administraciones Públicas. Sin embargo, la situación cambió y los ciudadanos se benefician de las ventajas de realizar trámites telemáticos, pero según los últimos indicadores del Observatorio de Administración Electrónica (OBSAE) no estamos sacando todo el partido a lo que la Administración nos brinda.

Aún no disponen de los datos consolidados de 2018, pero lo más interesante es observar la gran diferencia entre el uso de los servicios por parte de la ciudadanía frente el uso por parte de las empresas: solamente el 52% de ciudadanos realizaron un uso directo de los servicios telemáticos en 2017, mientras que más del 90% de las empresas recurrieron a estos servicios en Internet durante el mismo año.

El segmento corporativo y las Administraciones Públicas deben servir de termómetro de lo que la sociedad requiere y necesita en cada momento. A tenor de los datos de OBSAE, la administración electrónica sigue creciendo cada día, y se sigue construyendo la administración del futuro, pero aún falta mucho por hacer, teniendo en cuenta que prácticamente la mitad de los ciudadanos (48%) no se benefició de Internet en 2017 para completar sus obligaciones administrativas. A pesar de todo, somos realistas y apreciamos el gran trabajo que se está realizando.

La misión de Vodafone es impulsar el cambio para una Administración Pública digital y esperamos que con nuestro trabajo mejore cada vez más la gobernanza digital y el estado de la administración electrónica en España. Vivimos en un momento caracterizado por el cambio, un cambio que ha transformado profundamente el sector de las telecomunicaciones y que nos ha hecho reinventarnos como compañía.

Si tenemos en cuenta el último Observatorio Vodafone de las Administraciones Públicas, el concepto de estos empleados sobre sus servicios es muy positivo: más de un 79% de las instituciones encuestadas consideran que ha mejorado su relación con los ciudadanos y solo un 2% apunta a que ha empeorado. Estamos convencidos de que la digitalización ha servido para mejorar la relación con los ciudadanos, pero quizá solo con aquellos que usan habitualmente Internet. Es, por esto, que instamos a las AA. PP. a redoblar esfuerzos para que nadie se quede en el camino, y no es posible lograr tan ambicioso objetivo sin la ayuda de la tecnología.

Son numerosos los acuerdos con Administraciones que han dado sus frutos y de los que nos sentimos orgullosos, como el proyecto Assiscat, en colaboración con el Consorcio Hospitalario de Vic, para la gestión de la asistencia socio-sanitaria de pacientes a domicilio; el convenio con La Rinconada (Sevilla) que ha convertido a este municipio en una Smart City; el acuerdo de vídeo-acta con algunos ayuntamientos, como el de La Carolina (Jaén) y Almodóvar del Río (Córdoba), que permiten el cumplimiento de la Ley de transparencia andaluza mediante la grabación y firma de plenos e intervenciones de grupos políticos vía vídeo, en un portal de fácil acceso para el ciudadano; el proyecto de teleasistencia para las personas que viven solas de la Diputación de Málaga, y el reciente proyecto con el Hospital Clínic que, mediante la red 5G de Vodafone, conectará a cirujanos alrededor del mundo en un proyecto pionero en telemedicina. Sin lugar a dudas, continuaremos ampliando nuestra oferta de soluciones tecnológicas para continuar siendo el mejor socio de la Administración también en 2019.

 

Antonio Fernández

Director Territorial de Vodafone en Andalucía y Extremadura

 

Artículo incluido en el especial sobre Administración Pública digital del número de marzo de la revista Agenda de la Empresa