996.800 jóvenes, un 7% más que el año pasado

La tasa de ocupación de profesionales menores de 25 años es del 66,5%, la segunda más elevada de los últimos 10 años, sólo superada en 2008 (71%), el punto en el que comenzaron cinco años consecutivos de caídas, según datos de Randstad. Además, es un 7% más que la cifra registrada hace un año (931.700) y un 33,7% más que hace cinco (745.400).

El análisis pone de relevancia que a mayor nivel educativo, mayor es la tasa de ocupación. En este sentido, durante 2018, la tasa de estos profesionales con educación superior alcanzó el 75,2%, la segunda cifra más alta del periodo estudiado tras la registrada el año pasado. En términos absolutos, se registraron 279.300 profesionales menores de 25 años con estudios superiores, una ligera caída del 0,7% con respecto al año pasado, siendo la tercera cifra más alta de la década.

Tras los menores de 25 años con formación superior, los profesionales que cuentan con estudios secundarios son los que tienen la tasa de ocupación más elevada. En concreto, el 65,2% de los empleados de este colectivo se encuentran actualmente trabajando, lo que supone un total de 683.900 profesionales, un 12,2% más que hace un año, el segmento de edad donde más crece la ocupación en el último año.

En el lado opuesto, se sitúan los empleados menores de 25 años con formación primaria, con una tasa de ocupación del 42,6%. En concreto, 33.600 jóvenes con estudios primarios tienen un trabajo, registrando un 17,2% menos que en 2017 y siendo el segmento en el que más se vio reducido el número de profesionales.

Servicios, el sector con mayor número de empleados

Servicios es el sector que ocupa a más profesionales menores de 25 años con más de 800.300 trabajadores de esta franja de edad. Este dato supone que el 80,3% de los ocupados menores de 25 años desarrolla su actividad en este sectors.

En segundo lugar se sitúa industria, sector en el que trabajan 114.800 ocupados menores de 25 años (11,5%). Le siguen los sectores de agricultura, con 41.500 trabajadores, y construcción, 40.100, que representan el 4,2% y el 4%, respectivamente.

Baleares y Euskadi, a la cabeza

Baleares, con el 77,3%, es la comunidad que registra la mayor tasa de ocupación de menores de 25 años, seguida por Euskadi, que alcanza el 77%. Con tasas superiores al 70%, también se sitúan Navarra (76,7%), Castilla y León (74,5%), Asturias (72,4%), Catalunya (72,3%), La Rioja (71,3%), Aragón (71,2%) y Galicia (70,2%). Por encima de la media nacional se sitúan Madrid (69,6%), Comunitat Valenciana (66,9%) y Murcia (66,7%).

En el lado contrario y por debajo de la media nacional, se sitúan Cantabria (65,1%), Canarias (62,6%), Castilla-La Mancha (58,2%), y Andalucía (54,9%). Extremadura es la región que registra la menor tasa de ocupación de trabajadores menores de 25 años (49,7%), 16,8 puntos porcentuales por debajo de la media nacional.