EMPRESAS

ALSA obtiene el certificado de Responsabilidad Social IQNet SR10 de AENOR

alsa aenor

La compañía de transporte de viajeros por carretera ALSA ha recibido el certificado de Responsabilidad Social IQNet SR10 de AENOR, que acredita que ha implantado un Sistema de Gestión que apuesta por la responsabilidad social, el buen gobierno y la mejora continua.

IQNet SR10 es el primer estándar internacional de Sistema de Gestión de la Responsabilidad y establece los requisitos para definir, implantar, mantener y mejorar un Sistema de Gestión de la Responsabilidad Social con el propósito de integrar la Responsabilidad Social en toda la organización y contribuir al desarrollo sostenible, considerando las necesidades y expectativas de los stakeholders.

Para Francisco Iglesias, Consejero Delegado de ALSA, esta certificación “supone un paso adelante en la concreción de la Política de Responsabilidad Social de la compañía, como mejor garantía de su futuro. Es un punto y seguido en nuestro trabajo diario por mejorar las condiciones económicas, sociales y ambientales de las comunidades y ciudades en las que ALSA está presente, mediante la prestación de unos servicios de movilidad seguros, innovadores, sostenibles y socialmente responsables”.

Según Rafael García Meiro, Director General de AENOR, “ALSA hace de los sistemas de gestión una de las claves del servicio diferencial que presta. El certificado de Responsabilidad Social de AENOR según IQNet SR10 reconoce su preocupación y sensibilidad social, que desarrolla mediante medidas a favor de la conciliación familiar, la integración del talento femenino, la integración laboral de personas con capacidades diversas o el apoyo a personas en riesgo de exclusión, entre otras líneas de trabajo”.

Memoria de Sostenibilidad

La obtención de este certificado ha venido acompañada de la publicación de la primera Memoria de Sostenibilidad de la compañía, dentro del compromiso de información y transparencia que ALSA mantiene con sus principales grupos de interés.

El Informe ha sido elaborado de acuerdo a los estándares GRI (Global Reporting Initiative) y verificado por AENOR, y contiene amplia información sobre las principales acciones y políticas desarrolladas por ALSA en los ámbitos de la excelencia, la seguridad, los clientes, las personas, la sociedad y el medio ambiente, y que suponen valores diferenciadores de la compañía.

Tras la obtención el pasado año del Sello de Excelencia Europea EFQM 500+, para ALSA la obtención de este certificado supone un nuevo estímulo para seguir consolidando el modelo de excelencia, basado en la mejora continua y la innovación, desarrollado en los últimos años.