Y el salarial un 1,9% y alcanza los 1.876 euros de media

El coste laboral por trabajador y mes alcanza los 2.553,62 euros en el tercer trimestre de 2019, lo que supone un aumento del 2,2% respecto al mismo periodo del año anterior, según los datos publicados este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Del coste total por trabajador y mes en el que incurre un empleador por la utilización del factor trabajo, 1.876,95 euros corresponden a salarios y 626,87 euros, a cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social. El resto corresponde a indemnizaciones, prestaciones sociales…

El coste salarial, que comprende salario base, complementos salariales, pagos por horas extraordinarias, pagos extraordinarios y pagos atrasados, medidos en términos brutos, sube un 1,9% en tasa anual, pasando de 1.842,62 a 1.876,95 euros por trabajador y mes. Si se excluye el factor variable de los salarios (pagos extraordinarios y atrasados), se obtiene el coste salarial ordinario, que varía un 2,4%.

Los otros costes (costes no salariales) aumentan un 3,0%. Su principal componente, las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social, crece un 3,8%. En la variación de las percepciones no salariales destaca la disminución de las indemnizaciones por despido y de las prestaciones sociales directas.

El coste laboral por hora sube un 2,4%. Este incremento, superior al incremento del coste por trabajador, se debe a la disminución del 0,2% en el número de horas efectivas de trabajo. Si se elimina este efecto y el de calendario, el crecimiento estimado del coste hora es del 2,2%.

El sector Servicios registra la mayor subida del coste laboral total. También presenta los mayores aumentos en los principales componentes del coste. El mayor incremento del coste salarial ordinario respecto al salario total se debe al descenso de los pagos extraordinarios y atrasados. Por su parte, en la Construcción el coste laboral total sube 2,0% en tasa anual. Este sector registra el mismo crecimiento del coste salarial total y del coste salarial ordinario. Y en la Industria tiene el menor aumento del coste laboral y de sus componentes este trimestre.

Por secciones de actividad, el crecimiento del coste laboral es mayor en Actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento, Industrias extractivas y Actividades inmobiliarias.

Por su parte, en Actividades financieras y de seguros el coste laboral disminuye un 0,2%. Suministro de agua, actividades de saneamiento, gestión de residuos y descontaminación y Administración pública y defensa; Seguridad Social obligatoria registran los menores incrementos.

El coste laboral en País Vasco supera en más de 500 euros la media nacional. En Extremadura dicho coste es inferior a la media en más de 450 euros. Atendiendo al crecimiento anual del coste, Aragón, Cataluña y Galicia presentan las tasas más elevadas. Por el contrario, Andalucía, Castilla y León e Illes Balears registran los menores aumentos.

Durante el tercer trimestre de 2019 la jornada semanal media pactada, considerando conjuntamente tiempo completo y tiempo parcial, es de 34,8 horas. De éstas se pierden, de media, 7,1 horas a la semana, la mayoría de ellas (5,5) por vacaciones y fiestas disfrutadas.

Si se añaden las horas extras y se restan las perdidas, la jornada se reduce a 27,8 horas efectivas de trabajo.

Según el tipo de jornada, la diferencia salarial entre los trabajadores a tiempo completo y parcial es de 5,21 euros por hora (16,29 euros/hora para tiempo completo, frente a 11,08 para tiempo parcial).

En cuanto a tiempo de trabajo, los trabajadores a tiempo completo realizan 12,7 horas efectivas semanales más que los trabajadores a tiempo parcial (30,7 horas semanales, frente a 18,0).

Respecto a las vacantes, en el tercer trimestre de 2019 el número se sitúa en 104.182. De esta cifra, el 87,5% se encuentra en el sector Servicios. La mayoría de las unidades preguntadas contestan que no tienen vacantes que cubrir este trimestre porque no necesitan trabajadores adicionales.

Las comunidades con mayor número de vacantes en el primer trimestre son Comunidad de Madrid, Cataluña y Andalucía. Por su parte, las que menos tienen son La Rioja, Cantabria y Extremadura. Atendiendo a la distribución porcentual, Comunidad de Madrid, Cataluña y Andalucía concentran el 58% del total de vacantes este trimestre.