La pensión media del sistema supera los 1.000 euros al mes, hasta los 1.006,85 euros

La nómina mensual de pensiones contributivas de la Seguridad Social alcanzó los 9.872,32 millones de euros el pasado 1 de febrero, lo que supuso un crecimiento del 3,23% respecto al mismo mes del año pasado.

según ha informado este martes el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, este incremento incluyó la revalorización del 0,9% establecida por el Real Decreto-ley 1/2020, de 24 de enero, que se aplicó por primera vez en febrero.

En términos intermensuales, la nómina también reflejó la revalorización del 0,9% y creció un 1,1%. En el caso del monto destinado a jubilaciones, el aumento fue del 1,2%.

De los 9.872,32 millones de la nómina, más de dos tercios se destinaron al abono de las pensiones de jubilación, cuyo montante fue 7.056 millones. Esta cuantía creció un 3,68% en los últimos doce meses.

A las pensiones de viudedad se destinaron 1.706,2 millones, mientras la nómina de las prestaciones por incapacidad permanente fue de 945,69 millones. A prestaciones de orfandad se dedicaron 139,17 millones, a las prestaciones a favor de familiares, 25,23 millones.

La pensión media del Sistema, que comprende las distintas clases (jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y a favor de familiares), fue de 1.006,85 euros mensuales, con un aumento interanual del 2,2%. De esta forma, superó por primera vez los 1.000 euros de mensualidad.

En concreto, la pensión media de jubilación ascendió a 1.156,26 euros mensuales y la de viudedad se situó en 722,65 euros. En cuanto a las nuevas altas, la pensión media de jubilación, cuyo último dato disponible es el de enero, fue de 1.380,85 euros.

En conjunto, el Sistema de Seguridad Social abonó en febrero 9.805.148 pensiones contributivas, un 1,01% más que en el mismo mes del año pasado. El 62,2% fueron prestaciones por jubilación, 6.102.437 concretamente; el 28% fueron pensiones de muerte y supervivencia (2.361.066 corresponden a prestaciones de viudedad; 339.765 a orfandad y 43.057 a favor de familiares) y el 9,8% restante, 958.823, fueron prestaciones por incapacidad permanente.

Tanto la nómina como el número de pensiones crecieron en todas las comunidades autónomas, salvo en Asturias, donde el número de prestaciones disminuyó en febrero un 0,2%.